Incluso si es solo una sección, la primera, 4,1 kilómetros, la puesta en servicio de una parte de la Ronda Sur de Badajoz, que une las calles de Olirsi y la feria, Reformulará la movilidad en la ciudad y será un verdadero alivio del tráfico pesado que ingresa al área urbana. Este importante paso adelante ya tiene fecha: el próximo verano, ya que se están respetando las previsiones de finalización de las obras, según ha informado a este diario la Consejería de Movilidad y Transportes de la Junta de Extremadura.

El trabajo en esta sección comenzó en marzo de 2019 e incluye la construcción del quinto puente sobre el río Guadiana, de 420 metros de longitud, ubicado a 4 kilómetros del Puente Real ya 2 del presa, aguas abajo. La ejecución del puente es algo más del 90%.
Pero hay otras instalaciones incluidas en el proyecto que ya están en servicio. Este es el caso del paso elevado de la vía Caya, asfaltado y abierto al tráfico desde el 18 de diciembre. La obra de este primer tramo de la Ronda Sur se dividió en dos lotes. II se realiza al 90% y 84%.

Según ha explicado el Ministerio, se han iniciado las obras de esparcimiento de la aglomeración de la capa base de la vía, y está por concluir la ejecución de la cimentación de hormigón en los ramos 1 y 2 que conectan con la Avenida Rui Nabeiro. Cuando el clima sea más favorable, continuará el drenaje longitudinal.

La Ronda Sur de Badajoz rodeará la ciudad desde la autovía de Sevilla hasta la A-5. El siguiente tramo que emprenderá la Junta es el que unirá la carretera de Valverde de Leganés (Ex-310), con la carretera de Olembra (Ex-107). El proyecto de redacción de este segundo tramo, que tendrá 4,57 kilómetros, ya ha sido licitado, con un presupuesto básico de 332.619 euros. El primer tramo en curso contó con un presupuesto de 30,7 millones de euros.

.