El Banc Sabadell ha recibido peticiones de adhesión voluntaria a su plan de ajuste por encima de las 1.800 plazas máximas ofertadas, según fuentes sindicales. Ayer era el último día para apuntarse al plan de salidas propuesto por el banco, que priorizará las prejubilaciones y jubilaciones adelantadas, si bien una sección residual abandonará el banco con una indemnización pactada de 35 días por año trabajado y un máximo de 2 anualidades.

Se han recibido más de 1.800 peticiones de adhesión facultativa a un plan por el que Sabadell proporciona prejubilaciones con el 75% del salario anual hasta los 63 años, con un máximo de 280.000 euros para los nacidos entre 1958-1961, y de 300.000 euros para los nacidos entre 1962-1964. Ante la indecisión del marco laboral, el banco se compromete a cubrir un año del pago a la Seguridad Social suponiendo que se retrase la primera edad de jubilación anticipada, en este momento en los 63 años.

A quienes se jubilen anticipadamente desde los 63 años, les proporciona el 10% (para nacidos antes de 1956) o bien el 20% (para nacidos entre 1956 y 1957) del salario anual.

Al cubrirse las 1.800 plazas de manera voluntaria, se confirmaría el propósito del banco de ahorrar con el plan de eficacia unos 115 millones de euros en costes anuales. La financiación de este plan de eficiencia se hará con las plusvalías de las ventas de parte de la cartera Antes de Cristo, con un encontronazo neutro en capital y 1.300 millones de plusvalías latentes.

El Sabadell comunicará el viernes 15 de enero del 2021 las peticiones al plan voluntario de salidas que han sido aprobadas por la dirección.






Fuente