0 – LLERENENCIA: Christian Flores; Jordi Méndez (De Diego, minuto 55), Noni, Carlos Toy (Mario Luis, minuto 69), Cebada; Balsera (De Giovanni, minuto 80), Tomé, Iván Fernández (Raúl Guerrero, minuto 69); Juanan (Luis Carbajo, minuto 55), Mateos, Camps.

0 – VALVERDEÑO: Alonso; Golo, Aitor, Álex Blanco, Ramón; Lauri (Juanmi, minuto 60), Jona; Carlos (Guillerme, minuto 60), Víctor (Toñete, minuto 60), Zé Pedro (Miguel, minuto 75); Moha (Roberto, minuto 81).

Árbitro: Galayo Castro. Mostró tarjeta amarilla al local Noni y a los visitantes Lauri, Jona y Guillerme.
Incidencias: Partido disputado en el estadio Fernando Robina, sin público.

El equipo de Llerena no pudo lograr la victoria en su debut liguero, tras haber superado el brote de coronavirus, y cedió dos puntos a un digno rival, el Racing Valverdeño (0-0) que los puso contra las cuerdas en la segunda parte.

Sin público, pero con muchas ganas de fútbol, ​​el Llerenense recibió a Valverdeño. Pese a no tener el empuje de la grada, los locales entraron bien en el encuentro, intentando proponer y tomar la iniciativa por encima del conjunto de Valverde de Leganés. Así, Jaime Mateos remató tímidamente, de frente, a los cinco minutos, aunque sin molestar demasiado al gol de Alonso.

Tras media hora de juego, sin mucho protagonismo para las áreas, Valverdeño dio un paso al frente y empezó a presionar un poco más alto. Su valentía se tradujo en una buena oportunidad para Lauri, que rebotó peligrosamente en una falta lateral, lo que provocó la reacción del portero Christian Flores. Fruto de ese susto, los de Llerena volvieron a coger el mango y se fueron al descanso con una clara triple oportunidad, que acabó con un disparo al larguero de Iván Fernández.

Tras el descanso, fue Valverdeño quien demostró algo más, aunque sin llegar al área de Lleren con determinación. El equipo de Enrique Freire, que cambió por completo su banda derecha, dando entrada a David de Diego y Luis Carbajo, intentó crear problemas por dentro y por fuera para los valverdeños, pero sin mucho éxito. Fueron, de hecho, los visitantes los que tuvieron una buena chance en las botas de Moha, interceptados por un gran Christian Flores. Cerca del final, Álex Bravo volvió a exigir la intervención del meta local, con un gran disparo de falta directa, que también salvó Christian Flores, convirtiéndose, quizás, en el mejor de su equipo.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí