La cafetería del nuevo hospital abrirá a finales de febrero o principios de marzo. En este mes que falta, las obras, que comenzaron en septiembre, se centrarán en la cocina. El resto (el restaurante y las zonas comunes) está prácticamente terminado, solo para tener instalado el mobiliario. Se pondrá en funcionamiento apenas dos años después de la apertura del hospital universitario y en medio de una pandemia sin precedentes.

El adjudicatario, César Martín, reconoce que realizó un gran esfuerzo para llevar a cabo la construcción del café, que supuso una inversión superior al millón de euros. Todo ello en un escenario de continuas pérdidas por el coronavirus. Martín es un veterano empresario hotelero de la ciudad, donde actualmente dirige dos restaurantes que se vio obligado a cerrar para cumplir con las restricciones de salud. Les costó pero, a pesar de eso, “será la mejor cafetería de un hospital de la región y una de las mejores de España”, asegura.

Tendrá un aire moderno, muy diferente a la imagen de los cafés que hasta ahora se han gestionado en el Nuestra Señora de la Montaña (ahora cerrado) y en el San Pedro de Alcántara. Tendrá mesas altas y bajas y con una capacidad de unas 200 personas. Contará con zona Wi-Fi y biblioteca para que los familiares puedan leer libros, revistas o periódicos.

Servicios Hosteleros 13 SL, como se denomina a la empresa que gestionará la cafetería, también se hará cargo de la tienda multiproducto que estará ubicada en el vestíbulo del hospital. La Dirección del Área de Salud acaba de adjudicarse este servicio, que puede ser utilizado por un período de diez años. Será la primera vez que un hospital de la ciudad disponga de un archivo de estas características. Será similar al presentado por primera vez en 2019 en el hospital de Mérida y dirigido por personas con discapacidad a través de Ilunion.

No pagarás ninguna tasa por su explotación pero tendrás que asumir el acondicionamiento del espacio, de 29 metros cuadrados. Tendrá licencia para vender revistas, periódicos, refrescos y jugos, dulces, artículos de papelería, productos de cuidado personal y regalos. No se puede vender tabaco ni alcohol ni instalar máquinas expendedoras en el establecimiento.

.