Endesa alcanzó con todos los sindicatos con representación en la compañía (UGT, SIE y CCOO) un acuerdo para la salida facultativa para hasta un máximo de 1.200 usados a lo largo de los próximos 4 años, enmarcado dentro del desarrollo de transición energética y digitalización fijado por la energética en su nuevo plan estratégico.

Este acuerdo implica el registro contable de una provisión con un encontronazo no recurrente en el resultado consolidado estimado en unos 390 millones de euros, que no va a tener efectos en la remuneración del accionista correspondiente al ejercicio 2020, señaló la compañía en un aviso a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Específicamente, este acuerdo colectivo de medidas voluntarias de suspensión o bien extinción de la relación laboral se extenderá durante el periodo 2021-2024, afectando a un máximo de 1.200 trabajadores y su aplicación va a ser en cualquier caso facultativa para los mismos.

El plan de salidas se dirige primordialmente a las áreas de Distribución, Comercial y ‘staff’ Corporativo. En la situacion de Distribución supondrá en torno a 2 tercios de la cifra, unos 800 empleados, mientras que unos 250 van a ser del área Comercial y otros 150 de la parte Corporativa.

A cierre del ya transcurrido mes de septiembre, la plantilla de Endesa ascendía a 9.700 empleados, por lo que este plan afectará a en torno al 12% del total.

En paralelo, la energética dirigida por José Bogas prevé integrar en ese mismo periodo un total de 500 nuevos trabajadores para ese año, con lo que rejuvenecerá en parte su plantilla y renovará los concretes que hoy en día tiene para estas funciones.

A finales del ya transcurrido mes de julio, Endesa ahora suscribió con los sindicatos un deber para la salida facultativa de un máximo de 577 empleados, en este caso de sus centrales térmicas, damnificados por el cambio de modelo energético, que está pensado para la descarbonización.

Este deber implicaba el registro contable de una provisión con un impacto no recurrente en el resultado consolidado estimado en 213 millones de euros, sin efectos en la remuneración del accionista correspondiente a este ejercicio.

Reorganización de ocupaciones

La reorganización de las ocupaciones derivadas del proceso de transición energética se realizaron por medio de un proceso negociado y acordado con la representación sindical, que a través de medidas formativas deja la recolocación interna de una parte del personal perjudicado.

Endesa prevé unas inversiones de 25.000 millones entre 2021 y 2030 para explotar las ocasiones derivadas tanto del Plan Nacional Que viene dentro de Energía y Tiempo (PNIEC), la ‘plan de actuación’ del Gobierno para emprender la transición energética en la próxima década, así como de los fondos para la recuperación postCovid que van a llegar de la Unión Europea, según la visión a 2030 del conjunto.

De este esfuerzo inversor de la energética, el 40% -unos 10.000 millones de euros- van a tener por destino incrementar el parque generador renovable, con la meta de alcanzar más de 18.000 megavatios (MW), con la incorporación de más de 10.000 MW complementarios a los operativos del conjunto a cierre de 2020.

Mientras, otro 40% irá designado a la red de distribución, lo que elevará la base de activos regulados de redes desde los 11.600 millones de euros a los 13.000 millones de euros al final del periodo.

Dentro su plan estratégico para el periodo 2021-2023, Endesa aumentará un 25% el volumen de sus inversiones para los próximos tres años, en relación al plan estratégico 2020-2022, hasta lograr los 7.900 millones de euros.

De esta cantidad, 3.300 millones estarán premeditados a aumentar el parque generador de energía renovable, una cifra que es un 20% más elevada que en el plan precedente.






Fuente