No han dado gusto nada en el Miajadas las afirmaciones de Julio Cobos tras el partido del pasado domingo, que terminó con empate entre el conjunto tomatero y el Cacereño. El técnico verde se quejó del árbitro y de las interrupciones del conjunto local en la segunda parte. «Me gustaría que muchas personas viese el partido y que se den cuenta de las disculpas absurdas hacia y hacia el árbitro», dice Aitor Bidaurrázaga, entrenador del Miajadas. «No influyó para nada en el resultado», añade en referencia al colegiado del encuentro, Brito Regadera. «Fueron mejores que media hora, nada más».

Además dice Bidaurrázaga que el penalti que supuso el empate del Miajadas, cuestionado por Cobos, fue «agarrón y derribo». «Me se ve lamentable lo que cuenta del partido cuando no es de esta forma».

Muy enfadado se expone el preparador del Miajadas, exfutbolista y exentrenador del Cacereño, cuando se acusa a su equipo de perder tiempo en la segunda parte. «Nuestro comportamiento en el banquillo es siempre educado y disciplinado, no dejo manifestaciones ni malos gestos, ni en el banquillo ni en el campo. No hubo interrupciones desde nuestro lugar, se igualó el partido y además deseábamos ganar».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí