La compañía química Ercros redujo el beneficio neto el 73% hasta el último trimestre del año, según las cuentas difundidas este viernes. Según datos dados a conocer, la firma apuntó un beneficio neto consolidado de 4,57 millones de euros, en frente de los 17,3 del año pasado en el mismo periodo. La compañía resaltó sin embargo que en los nueve primeros meses del 2020 el conjunto sostuvo la inclinación de restauración de la actividad perdida por el confinamiento hasta lograr unas ventas globales de 856.000 toneladas de artículos fabricados en frente de las 970.000 toneladas vendidas en el mismo periodo del 2019, lo que significó una variación del -11,7%. «La brecha abierta por el covid en el segundo período de tres meses se cerró de manera casi total en el tercero», aseguró la firma en un aviso, y añadió que «la bajada de costes y volúmenes de venta se vió mayormente ocmpensada por la reducción del coste de los aprovisionamientos y suministros».

Ercros cree que la pandemia prosigue afectando de manera desfavorable la actividad económica en todo el mundo, pero resalta que sostiene activas todas sus instalaciones. Ante esta situación prevé un ebitda ajustado para el cuarto período de tres meses del año dentro del margen [9,5 – 11,5] millones de euros, lo que situaría el ebitda ajustado del ejercicio 2020 dentro del margen [46,5 – 48,5] millones de euros. «Si tenemos en cuenta el severo contexto económico tanto nacional como internacional, el resultado pensado para el 2020, el año covid-19, no puede ser catalogado de malo», concluye la empresa. Desde un ebitda de menos de 20 millones de euros en el 2014, Ercros alcanzó un máximo en el 2018 sobre los 75 millones de euros. 

En los nueve primeros meses del 2020, Ercros vendió productos elaborados por un importe total de 412 millones de euros en frente de los 502 millones logrados en el mismo periodo del 2019, el -17,9%. En el primer trimestre del 2020 (un periodo aún con poca incidencia del covid), las ventas fueron ya más bajas que en el primer período de tres meses del 2019, fundamentalmente por el descenso del precio de la sosa y los derivados clorados.

La internacional química afirma que «sin importar un entorno económico adverso, mantiene una sólida situación financiera» con una situación de caja de 63 millones en liquidez.

La variación del importe logrado de las ventas, -17,9%, es el resultado de la variación de las toneladas vendidas, -11,7%, de la variación de los precios, -7,0%, y de la variación del mix toneladas/costes, 0,8%. Estos tres efectos suman -17,9%, que es el porcentaje en el que ha variado el importe de las ventas. La mayor caída de volumen se causó en el segundo trimestre, el periodo que padeció el mayor impacto del covid.

El ebitda configurado de los nueve primeros meses de 2020 fue 37,0 millones de euros en frente de los 49,1 millones del mismo período de 2019; una variación del -24,8%. La disminución obedece principalmente a los resultados perjudiciales de la pandemia y, en menor medida, a la caída de las ventas del primer período de tres meses.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí