Cuatro intensas jornadas en las que se ha puesto sobre la mesa cómo hacer un mejor análisis periodístico cuando se trata de migrantes. Ayer llegó a su fin, con un éxito nunca visto en la región, el III Congreso de Periodismo sobre Migraciones y Desarrollo, un proyecto de la Agencia Extremadura de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), ejecutado por la Fundación porCausa y la Consejería de Igualdad y Portavoz de la Junta de Extremadura. Por ella han pasado más de 120 expertos de diferentes países del mundo, que han mostrado las crudas experiencias de quienes tienen que dejar sus lugares de origen en busca de un futuro y cómo el retrato periodístico de esta realidad es fundamental. , a la que muchas veces damos la espalda.

“El congreso fue un éxito antes de comenzar porque el hecho de reunir a mucha gente relevante del ámbito del periodismo migratorio ya lo habíamos logrado. Empezamos con una ventaja: teníamos el mejor programa que se podía tener, pero también nos avalaron por más de 5.000 personas del público ”, dijo la directora de la Fundación PorCausa, Lucila Rodríguez-Alarcón. «Extremadura se ha convertido en la emisora ​​de radio que estaba esperando todo un eje del periodismo hispano», dijo el funcionario, quien recordó cómo los temas de control migratorio han despertado un gran interés entre los asistentes.

Además, otro logro del congreso es que se ha podido contar con los protagonistas de las historias. “El hecho de que hayan participado significa que ha habido una enorme diversidad de situaciones” y se ha centrado en la necesidad de insertar la migración en el debate público y cómo recuperar la calidad del periodismo para que ocupe ese espacio. Cómo desterrar el discurso de odio y el periodismo de baja calidad. Esto ha permitido que mucha gente salga contenta del congreso, porque, como nosotros, quieren otra información.

Asimismo, este congreso ha demostrado su gran capacidad para lograr diversidad y altura profesional, con especial presencia de mujeres. Esta satisfacción por el triunfo del evento también la expresó José Ángel Calle, director de la Agencia Extremadura de Cooperación Internacional al Desarrollo, quien recordó que estos niveles de asistencia en un evento de este tipo no tienen precedentes en una región como Extemadura o en la cooperación de todo el estado español. “Esta cooperación extremeña tiene una identidad propia, que se basa en el feminismo, la ecología y principalmente en las migraciones”.

Más de 100 sesiones, presencia de cuatro continentes (a excepción de Oceanía) y un 40% del público americano (latino y USA) avalan una cita que se espera que se repita el próximo año para “consolidar aún más si cabe la fuerza de Extremadura la cooperación como una de las más fuertes de este país y, fundamentalmente, hacen de la identidad de la cooperación el orgullo de Extremadura y Extremadura. Somos una región solidaria, justa y llena de gente trabajadora y buena ”, recalcó Calle.

El blog

En el acto de clausura estuvieron presentes la vicepresidenta primera del Consejo, Pilar Blanco-Morales, y la directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Magdy Esteban Martínez Solimán. Ayer fue una jornada emotiva en la que participó Diana Moreno, presentando un blog del Diario Público, un espacio especializado en migración. “Nos enfocamos principalmente en el proyecto de Nuevas Narrativas de la Fundación PorCausa, que busca hablar de las migraciones con un enfoque diferente, para evitar la historia de los medios, imperantes, asistenciales y maniqueos”, comentó.

En su opinión, los profesionales de la información deberían buscar ese otro enfoque, “no puede ser que siempre estén representados en los medios con las historias de personas que llegan en barco, o con refugiados, lo cual es muy valioso de contar porque son migrantes cuyos derechos están siendo violadas, pero hay muchas otras historias que no se pueden reducir.

Los desafios

Otro de los platos fuertes del congreso fue atendido por el periodista y escritor David Jiménez, ex director del diario El Mundo y autor del libro ‘El director’. Para él, es necesario cambiar las narrativas, prestar atención a las zonas de sombra del proceso migratorio más allá de la valla o del Mediterráneo, «tanto las causas en los países de origen como lo que ocurre tras la llegada a Europa o Estados Unidos», combate engaños, dignificar el trabajo de los autónomos, poner límites en colaboración con onegés a la hora de hacer periodismo en el campo y recuperar el control de la imagen frente a la manipulación ”, recalcó.

Jiménez se ha preocupado constantemente por transmitir a los lectores la importancia de los movimientos migratorios y la crisis que los rodea. “En un momento de particular auge de los discursos xenófobos, populistas y radicales que denigran y criminalizan a estas personas, se plantean muchos desafíos para las redacciones, y los periodistas deben transmitir a las personas un problema que no les afecte directamente y conseguir que se pongan en los zapatos de quienes arriesgan su vida para buscar un futuro mejor en otra parte. Por ello, los medios de comunicación juegan un papel clave y deben ofrecer una visión tolerante, realista, acabar con la indiferencia, ir al lado humano, hacer que lo importante sea interesante con noticias que se repitan a diario y nunca dejarlo olvidado fuera del presente. ».

Y es que las migraciones son un bien público, generan un impacto positivo tanto en los países de origen como en las sociedades de llegada. «Esta frase no es una provocación, es una verdad que se apoya en la historia y cientos de estudios realizados en todos los rincones del planeta». Y, sin embargo, estos flujos se perciben como una amenaza. “Deberíamos hablar de la bendición de la migración, no del problema. Este fenómeno no solo es inevitable, sino que también genera un efecto neto positivo ”, ha dicho. Así que si una gran parte de la población percibe los movimientos migratorios como algo negativo es que algo anda mal. Congresos como el que ha celebrado en Extremadura La AEXCID, la Junta y la Fundación por Causa ayudan al menos a esperar que otro mundo sea posible.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí