los Los extremeños gastan y van al cine la mitad de la media nacional, según el «Anuario SGAE 2020», una radiografía de los datos económicos del sector cultural durante 2019, en la última temporada previa al coronavirus.

Este informe revela que la comunidad extremeña es una de las que menos asiste a las salas de cine, con 45.247 sesiones de cine a las que asisten 1.300.000 espectadores.

En cuanto a representaciones escénicas y conciertos, hay 1.185 actividades que atrajeron a 620.179 espectadores en total, frente a las 642.101 alcanzadas antes de la crisis económica de 2008. Los datos, según la Fundación SGAE, reflejan una tendencia creciente que recupera paulatinamente los datos anteriores a 2008 , un aumento que se debe principalmente a la colección de música popular y clásica, que ha duplicado sus cifras, en contraste con las artes escénicas que han disminuido en un 50% respecto a ese año.

Total, el sector cultural extremeño acumula una recaudación de 12 millones de euros en 2019 (5,5 millones de euros en artes en vivo frente a 6,8 millones de euros en cine). El informe destaca el caso particular del cine en la región, ya que mientras la media nacional comienza a experimentar ligeros incrementos en la asistencia, recogida y número de sesiones (7,5%, 6,3% y 1% más, respectivamente), en la comunidad autónoma un Se observó una disminución del 5,3% de las sesiones.

Aunque subió el 7,9% de las entradas vendidas y la recogida un 8,4%, el gasto medio por persona y año y la asistencia media anual son muy inferiores a las medias estatales, 6,45 euros y 1,2 entradas por habitante frente a 13,07 euros y 2,2 entradas los promedios totales. Si se comparan las cifras de esta temporada con las analizadas en 2008, el dato es ligeramente positivo ya que el número de sesiones cayó un 23,1%, pero los espectadores aumentaron un 2,5% y los ingresos aumentaron un 10,8%.

En cuanto a los conciertos de música clásica, Extremadura observa una tendencia creciente en este ámbito respecto a la temporada anterior. Así, los conciertos aumentaron un 10,6%, la asistencia un 5,4% y los ingresos por venta de entradas aumentaron un 7%, aunque el gasto medio por habitante en conciertos de música clásica fue de 0,18 euros frente a los 97 céntimos de media que se gastan en España.

La comparación es positiva, sin embargo, si se compara con los datos de antes de la crisis económica y con respecto a la media nacional, ya que Extremadura sufre un descenso del 7,8% en el número de conciertos, pero, en cambio, el número de música clásica pagada considerandos ha supuesto un aumento de la asistencia del 14,7% y de la recaudación del 161,3%.

En el apartado de música popular, los extremeños disfrutaron en 2019 de un 3,8% más de conciertos que en 2018 y si se incluyen los datos de los macro festivales que se celebran en la zona, hay un aumento del 5,4% de espectadores y la recaudación se mantiene en niveles similares (un 0,1% menos ).

Desde la crisis económica de 2008, y de forma generalizada, la música popular ha experimentado descensos en todos sus indicadores, según el estudio de la SGAE, y así en Extremadura el número de conciertos y espectadores sin incluir macro-festivales se reducen en un 57,2% y 28,7%, respectivamente.

El resto de indicadores experimentaron incrementos del 8,4% para los espectadores y del 71,1% para la recaudación, ambos incluyendo macro-festivales, y la recaudación del 51,3% sin incluir datos de grandes festivales.

Finalmente, en relación al consumo de radio y televisión, este último ha descendido en Extremadura, Cantabria, Navarra y La Rioja hasta los 219 minutos diarios por persona, un descenso de 17 minutos respecto al año anterior.

En lo que respecta a la radio, la tasa de escucha media también es menor en Extremadura, con una reducción de 8 minutos respecto al año anterior, que sitúa 2019 en 95 minutos por persona y día. EFE.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí