Gorda tiene miedo porque estuvo mucho tiempo sin amor hasta que la recogieron en el Refugio San Jorge. La gorda es una galga, de esas que los cazadores dejan o cuelgan de un árbol cuando ya no les sirven, de esas que habrían vagado por las calles en febrero en lugar de en un sofá donde pasa el rato un galgo. Gorda y Don son dos perros preciosos y queridos que deben sucederle a todos los seres vivos del planeta.

Fueron fotografiados por Tete Alejandre para el cartel del Festival de Teatro Clásico de Cáceres. Un festival raro en septiembre con aforo y gel reducidos, pero con teatro. Teatro sobre el que se escribió cuando hubo diferentes pandemias, diferentes tipos de relaciones, diferentes propósitos sociales, diferentes convenciones, los mismos reyes.

«Si Julieta hubiera tenido un teléfono celular», escribe Hernán Casciari en un artículo que se puede leer en Internet, «el celular de Hansel y Gretel», le habría enviado un mensaje de texto a Romeo en el capítulo 6:

Voy a los muertos
PERO no estoy muerto.
NO PRCUPES O
IDIOTAS HGAS. BSO.

Y todo el gran problema dramático de los siguientes capítulos se habría desvanecido. Las últimas cuarenta páginas de la obra no tendrían cuello, nunca se habrían escrito si hubiera existido el anuncio de Movistar «Mobile Broadband» en Verona en el siglo XIV.

Podremos ver a Romeo y Julieta en la versión del Teatro Clásico de Sevilla, con versión y dirección de Alfonso Zurro: «Hoy os vamos a contar una pequeña historia. Una historia de amor. Y odio. Érase una vez dos jóvenes amantes … ». ¿Cómo es posible que el amor nos lleve con sensatez con los ojos vendados ?, se preguntan.

«Saludos, Roma victoriosa», presenta Titus Andronicus. Lo pudimos ver en el Festival de Teatro de Mérida, recientemente, cuando pudimos estrechar la mano de un amigo cuando alguien escupió sangre, cuando Tito dejó de entender lo que pasa cuando Tamora teje la venganza. Es del Teatro del Noctámbulo, una de las mejores compañías de nuestra España: en enero irán a Madrid (qué complicado es este lugar para los de provincia, aunque sus propuestas son mucho mejores que otras obras que hemos visto con figuras destacadas tenemos, y esto sucede muy a menudo: tanto es así que hace años pasamos de la irritación al cansancio). Es un Shakespeare del Teatro del Noctámbulo y está dirigido por Antonio C. Guijosa: Ya trabajaste con él en «Contra la Democracia»: Pregúntale en tus ciudades, hazte este favor. Lo sé bien: lo he visto tres veces. Titus Andronicus, dos. Cuando salí del teatro romano de Mérida por segunda vez, escuché a un hombre: «No sé por qué lo hiciste tan sangriento». Y ese es el problema si no lees los clásicos. Que ves una obra de teatro y piensas que Shakespeare era más reacio a los asesinatos.
Eduardo IV., Por toda la fe del mundo, le pidió a su hermano Ricardo que cuidara bien a sus hijos. Ricardo la hizo asesinar en la Torre de Londres y se proclamó Ricardo III. Shakespeare escribió «La vida y muerte del rey Ricardo III» y se convirtió en la forma en que nos atraen los malvados, incluidos Kenneth Branagh, Peter Dinklage, Alec Guinness, Ian Holm, Ian McKellen, Laurence Olivier, Al Pacino y Kevin Spacey. jugó. Era feo y jorobado. Ahora el Pavón Kamikaze presenta su versión con Álvaro Báguena, Chema del Barco e Israel Elejalde. Citas a Harold Bloom: «Estamos allí para divertirnos con el sufrimiento de los demás».

Hamlet y su cráneo y su ser o no ser, esa es la cosa, esa es la cuestión. Ese es el dilema, también sufre. Lo hablan los integrantes de la ESAD, la Escuela de Arte Extremo de Arte Dramático, con su teatro dentro del teatro, su anagnórisis y su manera de decir una cosa y exactamente lo contrario en la misma palabra que solo él sabía: o puta o monja .

“El feminismo, las noticias falsas o el concepto popular de la España vacía se están manifestando en algunas producciones de este año”, dice el Gran Teatro. Incluidos La ternura de Alfredo Sanzol y siete espectáculos extremeños. Dos con los grandes clásicos: La Celestina de La escalera de mano y El libro del buen amor de Guirigai: Los juglares y juglares interpretan la juventud inexperta del arcipreste enamorado de todos; «El alegre consejo de Don Amor y Doña Venus; las historias de amantes perezosos; la historia de Pitas Payas; el amor de Don Melón y Doña Endrina; la artimaña de Trotaconventos; la pelea entre don Carnal y doña Cuaresma … ».

La Celestina es un médium trágico, y Lola Sánchez, Javier Rosado y Roberto Calle están ahí para dar vida a esta inédita adaptación con acrobacias, cuerdas, juegos y risas. El festival comienza con Deamarillo producciones y El carro de los cómicos de la legua, un texto de Miguel Murillo con actores de gran confianza como Paca Velardiez, Juan Carlos Castillejo, Rafa Núñez, Gema González y Francis Lucas.
Nos llevaremos las máscaras y los geles hidroalcohólicos, respetaremos las colas, será una fiesta más rara, pero seguirán contándonos las historias que nos han tratado durante siglos.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí