A pesar de que el 2020 fué un año «horrible», en el que la pandemia del coronavirus ha sesgado vidas, proyectos e ilusiones, el alcalde, Francisco Javier Fragoso, deseó ayer publicar un mensaje de optimismo de cara al 2021. «Escasas localidades tienen la posibilidad de ver al futuro con tanta esperanza como Badajoz», ha dicho. Aunque con la «herida» por los que han fallecido, a quienes recordó en sus primeras expresiones, el alcalde puso en valor que la ciudad «ha hecho sus deberes» y que, adjuntado con las inversiones municipales y las que van a llegar a través de la iniciativa privada, el año próximo será «magnífico».

En este sentido, señaló que a los 20 millones del plan de inversiones aprobado unánimemente por toda la corporación, y las actuaciones previstas en el capitales municipal se unirán proyectos financiados con subvenciones de otras administraciones, así como otros de gran calado, entre aquéllos que citó la novedosa sede del Conjunto Preving, el hospital comunicado por Quirón, la implantación de compañias en la plataforma logística o tres nuevos hoteles en la plaza de la Soledad, la plaza Alta y el convento de las Trinitarias, que dejarán producir un considerable volumen de empleo.

En cuanto a las actuaciones municipales, citó la reordenación del ámbito del Palacio de Godoy, los más de 2 millones de euros para urbanizar El Campillo, la adquisición del antiguo convento franciscano para aglutinar servicios municipales, la conversión del antiguo convento de San Pedro de Alcántara en escuela de artes y oficios o bien los tres millones que se destinarán al corredor verde de la calle Stadium.
Fragoso añadió que, además de esto, se van a poner en marcha proyectos de formación para unos 2.000 desempleados

y se proseguirá ayudando a las familias en situación vulnerable, «que son una prioridad», aseguró. Además de esto, recordó que los impuestos municipales se volverán a aplazar a final de año para facilitar liquidez a los ciudadanos y que se suprimen las tasas de veladores y mercadillo, que ayer ahora publicó el Boletín Oficial de la Provincia.

Al hacer balance del 2020, Fragoso resaltó el comportamiento «ejemplar» de los pacenses. «La ciudad sacó lo mejor de sí misma en los peores instantes: solidaridad y generosidad», ha dicho. En este sentido, agradeció la labor de los voluntarios, de los trabajadores municipales y de los concejales con responsabilidades. «Creo que el ayuntamiento se comportó de forma eficaz y anticipándose con medidas que después se replicaron en otras localidades».

Fragoso, que estuvo acompañado por el primer teniente de alcalde, Ignacio Gragera, y la concejal y representante del conjunto popular en el ayuntamiento María José Solana, recordó que el municipio se «volcó» para contribuir a las familias más atacables con una partida excepcional de 1,8 millones de euros y a los autónomos y pequeñas y medianas empresas, con 3 millones. Sobre estas últimas ayudas, de las que se mostró «orgulloso», señaló que el 60% de las 2.000 peticiones recibidas ya está aprobadas y la mayor parte «pagadas» apenas un mes después de cerrar la convocatoria.






Fuente