El primer teniente de alcalde, Ignacio Gragera, no es partidario de conseguir la colaboración de la Junta por la vía judicial como anunció el alcalde en su día, para recobrar la región la riada de 1997. De este modo lo manifestó ayer en el momento en que se le preguntó por las previsiones para derribar los edificios pendientes y regenerar esos barrios, en el momento en que se cumplen 23 años de la tragedia.

Gragera solicitó diálogo a la Junta para resolver este inconveniente y apuntó que cuentan con 50.000 euros para derruir dos inmuebles de la calle Tirso Lozano que son propiedad municipal. Explicó que la contrariedad está algunas veces en acceder a la titularidad, pues en algunos casos no se sabe quiénes son los verdaderos dueños.

Aseguró que el municipio trabaja para «implicar al resto de gestiones, principalmente» de la autonómica». Mencionó que» no hubo una asistencia eficiente» de la Junta, mas que trabajan para identificar la titularidad, intercambiar datos con otras instituciones y derribar las de propiedad municipal». Y emplazó a la Junta a sentarse con el municipio para poder ver este asunto.

Por otro lado, el PSOE demandó en un aviso al tripartito que «corrija el no invertir más en la región de la riada». También le reclamó «una partida para los distritos damnificados en el presupuesto de 2021 o bien en el Plan de Impulso». Y respondió a Gragera que «ahora está bien de difamar al PSOE para ocultar su mala administración y falta de criterio».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí