Inditex obtuvo un beneficio de 866 millones en el tercer trimestre del año pese a la pandemia, un 13% menos que en exactamente el mismo periodo del año pasado, mas con «récord histórico de caja», según destacó el grupo mediante un comunicado este martes. El beneficio en los nueve primeros meses del año llegó a los 671 millones de euros. La compañía textil, que arrastraba unas pérdidas de 195 millones de euros al cierre del primer semestre, cierra los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal con provecho. Las ventas alcanzaron los 14.085 millones de euros en los primeros nueve meses del año, con una situación financiera neta que se ubica en unos remarcables 8.265 millones de euros, un colchón relevante para enfrentar los próximos meses. Las ventas alcanzaron entre agosto y octubre los 6.052 millones, on line con las previsiones de los investigadores. Esa cantidad supone un retroceso del 13,5% con en comparación con mismo periodo del año pasado. Según el presidente de Inditex, Pablo Isla, los resultados «son consecuencia directa de una gestión muy eficaz en todas y cada una de las áreas de la compañía, con una coordinación precisa de todos los estadios de nuestro modelo: diseño, producto, fabricación, logística tiendas y ‘online». Según una nota preliminar de la firma, las ventas alcanzaron su máximo histórico entre los días 1 y 18 de octubre, y se mantuvo el desarrollo alto de las ventas en la red de redes, con un desarrollo del 76% durante el período de tres meses.

La internacional gallega mantiene su apuesta estratégica iniciada hace unos años por la omnicanalidad y la redefinición de su oferta comercial: «Los formatos del conjunto prosiguen abriendo tiendas de más grande superficie y con la última tecnología, y absorbiendo formatos más pequeños. A 31 de octubre el grupo tiene ubicadas 7.197 tiendas en los emplazamientos comerciales más destacados de todo el planeta», ha explicado en su comunicación a la CNMV.

Resalta la evolución de la actividad de Inditex, que todavía mantiene el 5% de sus tiendas cerradas y con limitaciones de aforo y de horarios en el 88% de las tiendas del grupo. Tras el golpazo del confinamiento, las ventas siguieron su recuperación hasta el –14% (–10% a tipo de cambio recurrente), frente al -31% del segundo y el -44% del primero. Los costos operativos se redujeron en un 17% durante los nueve primeros meses. En el mes de noviembre, con el 21% de las tiendas cerradas y nuevas restricciones de aperturas, aforos y horarios, las ventas a género de cambio recurrente representaron un 81% del año anterior, mientras que del 1 al 10 de diciembre han alcanzado el 87%.

El conjunto siguió desarrollando su plan de diferenciación de su espacio comercial y de su oferta ‘online’, con aperturas muy relevantes en 25 mercados, entre China, México, Rusia, Alemania, España o bien Arabia Saudita. Zara ha ampliado a 85 los mercados con venta ‘online’ integrada a la red local de tiendas, que se suman a los 106 mercados con venta ‘on line’ por medio de su web global. El 3 de diciembre abrió en línea en Panamá y Puerto Rico y a lo largo del trimestre ha accedido a 12 novedosos destinos empresariales ‘en línea’, entre Chile, Costa Rica, Honduras o bien Túnez. Lefties abrió su web de ventas en línea en España y Portugal.

Como el valor más capitalizado de la bolsa de españa y el segundo que más pondera en el Ibex, los investigadores han estado a lo largo de los últimos días alerta a la evolución de la acción de Inditex. Además de esto, el cómputo trimestral de la internacional es un indicio incuestionable del encontronazo económico de la pandemia y de sus efectos en el área textil, que amontona una caída de las ventas del 40% en el año en España. Las acciones de Inditex han subido del orden del 25% desde octubre, por lo cual los investigadores tendían hasta ayer a la prudencia en el momento de hacer augurios. El mercado contaba con una caída de las ventas del 10% y un margen de fluctuación arriba o abajo del valor del orden del 5%. Bloomberg, es efectiva, con el 60% de los consejos de los investigadores de adquisición, mientras Credit Suisse, clásico crítica con Inditex, tiende a aconsejar la venta de títulos. Menciona para respaldar su pesimismo que las tiendas multimarca tienden a tener más potencia, las adversidades para impulsar el modelo ‘on line’ a escenarios masivos y la apuesta por tiendas más grandes en el centro de las localidades.






Fuente