El pasado lunes, la Guardia Civil de Cheles ordenó una causa contra un vecino de esta localidad de Badajoz por «conducción imprudente», un acto delictivo que los afectados difundieron a través de las redes sociales.

La cooperación ciudadana fue «fundamental» para investigar a un vecino de Cheles que conducía «despiadadamente» su vehículo en la vía pública de la ciudad.

Comportamientos registrados y difundidos a través de las redes sociales, en las que cualquier usuario podía acceder a la visualización de las imágenes cuando estaba en un perfil público, explica la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Luego de analizar el video y desarrollar la investigación, los agentes pudieron verificar el “comportamiento peligroso” del conductor turístico al derrapar y girar e identificar al responsable del crimen.

Finalmente, el caso, que se había iniciado como investigación de un delito contra la seguridad vial, fue remitido al Juzgado de Instrucción de Olivenza.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí