El Gobierno italiano sí ha escuchado al área de la automoción y decidió adaptar el Impuesto de Matriculación a la normativa de homologación de emisiones WLTP, que va a entrar en vigor el 1 de enero. Siendo más rigurosa que la actual NEDC, la mayor parte de vehículos presentarán más emisiones, por lo cual muchos brincarán de tramo impositivo y se encarecerán. Países como España decidieron no adaptar el tributo, hecho que provocará, según la Asociación De españa de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), que el 48,4% de los vehículos vendidos en el país sean más costosos.

En Italia, el ejecutivo dirigido por Giuseppe Conte apostó por incrementar casi un 20% los tramos del impuesto de matriculación. El primer tramo, que aplica un cargo de 1.100 euros a los vehículos que emitan entre 161 y 175 gramos de CO2 por kilómetro, pasará a estar entre 191 y 210 gramos. El segundo, de 1.600 euros, pasa a estar comprendido entre los 211 y los 240 gramos, mientras que el tercero, de 2.500 euros, entre los 241 y 290 gramos. En España el Impuesto de Matriculación arranca desde los 120 gramos con un cargo del 4,75% del costo del vehículo.

En la línea de otros países de europa

Italia sigue con su resolución el camino marcado por países como Francia y Portugal, que también han ajustado sus impuestos para evadir el efecto negativo sobre el valor que va a tener la entrada en vigor de la normativa WLTP. El país transalpino lo hará a través de una enmienda a los presupuestos generales de 2021. En España, el Gobierno eligió por no atender las peticiones del área, representado por las asociaciones Anfac, Sernauto (elementos), Faconauto (distribución) y Ganvam (comercialización), y decidió mantener el Impuesto de Matriculación así como se encontraba hasta ahora.

En ese sentido, según las estimaciones de las 4 asociaciones, los coches se encarecerán, de media, unos 800 euros, ocasionando se dejen de vender alrededor de 110.000 vehículos. Faconauto advierte que estas cantidades podrían traducirse en la pérdida de hasta 18.000 cargos laborales el año que viene.






Fuente