El empresario José Luis Iniesta, recientemente fallecido, tendrá una calle o una plaza en Badajoz. De esta forma lo aprobó ayer el pleno del ayuntamiento, más allá de que no fue una resolución unánime, porque Unidas Podemos votó en contra. Su portavoz, Erika Cadenas, argumentó que no pueden respaldar sus facetas como empresario del juego y de la tauromaquia, actividad que convierte la «tortura a un animal en espectáculo». El alcalde, Francisco Javier Fragoso, le solicitó que al menos se abstuviese, pero Cadenas dejó claro que no es una cuestión de matices sino más bien de situaciones políticas «fundamentales».

A petición de la asociación Amigos de Badajoz, avalada por diez instituciones, organismos y fundaciones, se incluyó en el orden del día nombrar nuevamente la calle Museo para dedicarla al que fuera director del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (Meiac), Antonio Franco. Según explicó la concejala de Cultura, Paloma Morcillo, se colocará una placa en los jardines. También se aprobó la petición de Unidas Tenemos la posibilidad de para disponer una obra artística en homenaje a las mujeres asesinadas por violencia de género y también Extremadura, en forma de corazones violetas.

No salió adelante la iniciativa del mismo grupo para cambiar la denominación de la calle Juan Carlos I para que recupere su antiguo nombre como calle Más grande, pues a juicio de este grupo el rey emérito «no posee legitimidad» ni «ejemplaridad» para este reconocimiento. No encajan con esta posición los grupos de Ciudadanos y del PP, que defendieron el papel de Juan Carlos I en la Transición, que también defendió el alcalde, Francisco Javier Fragoso, quien dijo sentirse «profundamente orgulloso» del papel que jugaron el rey y Adolfo Suárez en aquel instante. El PSOE se abstuvo sin argumentar su postura. Según el representante de Cs, Ignacio Gragera, este asunto «no posee interés para la gente».






Fuente