La almazara Consorcio Oleícola Extremeño, localizada en el polígono industrial Expacio Mérida y dedicada al secado de alperujo y a la extracción de aceite de oliva, instaló un nuevo servicio de régimen para las emisiones atmosféricas del secadero, al objeto de evitar inconvenientes en la emisión de los gases y pésimos fragancias que parecían estar relacionadas con exactamente la misma.

En el mes de octubre de 2019 la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta inició de trabajo el procedimiento de modificación de la autorización ambiental unificada (AAU) otorgada a la compañía, a fin de considerar y autorizar las modificaciones exactas para corregir la situación de su industria. El mencionado trámite se resuelve en este momento con la la instalación de un nuevo servicio de tratamiento para las emisiones atmosféricas del secadero existente en las instalaciones de extracción de aceite, según ha informado la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad. 

Este nuevo servicio de tratamiento, instalado tras el equipo multiciclón existente, consta de un lavador tipo Venturi y un precipitador electrostático húmedo, generalmente conocido como equipo WESP.

El director general de Sostenibilidad, Jesús Moreno, ha visitado este viernes la industria, que está procediendo a la última fase del nuevo sistema de depuración. Aunque actualmente se están haciendo las pruebas de desempeño, el Ejecutivo destaca que «está suponiendo una optimización importante con respecto a la emisión de gases y olores del secadero». 






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí