La apoteosis de la danza – Noticias Badajoz

0
7

La Orquesta Extremadura ofreció el jueves de la semana pasada en el Palacio de Congresos de Badajoz y el viernes en Plasencia el concierto aplazado a partir de noviembre, bajo la dirección, como profesor invitado, de Andrés Salado, que será su titular en la próxima temporada y que podemos reseñar como jurado en el concurso televisivo «Prodigios». El programa comenzó con el «Concierto para violonchelo y orquesta número 1» de Haydn, una obra compuesta por tres movimientos, redescubierta en el Museo Nacional de Praga en 1961, con evidentes matices barrocos, disponible sólo para los mejores violonchelistas. Dio la casualidad de que Asier Polo volvió a mostrar su alto nivel de virtuosismo, logrando una actuación brillante, con excelentes cadencias y paradas, cautivando al público con su actuación. Añadió el magnífico Preludio al tercer cabeza de serie de Juan Sebastián Bach. Asier Polo utiliza un fino violonchelo Rugieri (Cremona, 1869). A continuación, la Orquesta de Extremadura interpretó la formidable «Sinfonía nº 7» de Beethoven, llamada por Wagner «La apoteosis de la danza», especialmente para el Allegro con finale brío. Fue estrenada, dirigida por el gran compositor alemán en 1813. El tercer movimiento – presto – es de destacar por el curioso sentido de que durante los 8 minutos de duración se reproduce el coro, derivado al ritmo ternario, de dos jotas populares inequívocamente extremeñas. escuchado.: «El Redoble» de Cáceres y «El Palancar» del Valle de Santa Ana. Andrés Salado, que dirigió con elegancia y evidente soltura, dedicó el concierto al gran compositor español Antón García Abril, fallecido el día anterior.
También el jueves de la semana pasada se celebró un concierto del XXI Ciclo Hoja de Álbumes, promovido por la Sociedad Filarmónica de Badajoz con el mecenazgo de la Diputación, en cuya sala actuó el Ensemble Neoars Sonora con piezas de Bolling, inspiradas en el jazz de el argentino Astor Piazzola, restaurador de tango, en el centenario de su nacimiento.

.