La enorme banca ha cobrado 6.980 millones de euros en comisiones en los nueve primeros meses del año a los clientes, sobre todo vía artículos como seguros y otros servicios de valor añadido, según el último informe elaborado por Neovantas Consulting.

Frente al nuevo contexto macroeconómico, la gran banca de españa prosigue con un descenso en sus desenlaces, presentando una disminución del beneficio neto agregado del 53%, causado principalmente por las considerables provisiones realizadas para atenuar el impacto del covid-19.

Todas y cada una de las entidades españolas han experimentado retrocesos en sus resultados con respecto a los presentados en exactamente el mismo periodo del ejercicio previo, destacando Bankia ( un 68,8% menos), BBVA España (58,7%) y Santander España (58,1%).

Los ingresos recurrentes, o sea, los puramente bancarios, prosiguen menguando con en comparación con mismo período del año pasado por la disminución de los márgenes de intereses, que han descendido un 3% debido primordialmente a los bajos tipos de interés.

Por otro lado, sigue incrementando el peso de las comisiones vía distintos artículos como seguros y servicios de valor añadido para los usuarios, en el que también destaca en estos días el negocio de valores (trading) como palanca de desarrollo.

El presidente de Neovantas, José Luis Cortina, cree que «hoy en día y con las perspectivas a corto y medio plazo de que los tipos de interés seguirán muy bajos e incluso negativos, se tendrá que seguir incrementando el peso de las comisiones vía distintos productos de perfil más próximos al financiero e incluso incorporando otros artículos más de consumo.

Al mismo tiempo, Cortina considera que las entidades comenzarán a contemplar de manera más decidida la incorporación de servicios de más grande valor para los clientes, como gestores de carteras de inversión, por los que también se van a cobrar comisiones.

Aunque las ratios de eficacia han venido mejorando, Neovantas adelanta mejores escenarios en los próximos meses tras la nueva ola de fusiones, iniciada por CaixaBank y Bankia, y seguida por las potenciales de Unicaja y Liberbank y de BBVA y Banco Sabadell.

Además van a trabajar este eje de costos de explotación las reducciones de plantillas y áreas de trabajo que acontecerán en meses venideros.

AUMENTA LA MOROSIDAD

Por otro lado, la firma espera que la morosidad empiece a subir en estos meses pudiéndose disparar, muy presumiblemente, en la segunda mitad de 2021. «Esto hará que las provisiones se deban ir acompasando a esta situación mientras se vaya ratificando, pudiendo continuar menguando los beneficios de las entidades no solo en 2020 sino más bien además en 2021», recopila Neovantas en su informe.

En otro orden de cosas, el comportamiento bursátil de la gran banca de españa, que ahora se encontraba penalizado antes del estallido de la crisis del covid, se vió empeorado por la limitación de pago de dividendos por las autoridades.

«Esta prohibición reduce el interesante inversor pese al repunte que piensa el aviso de vacunas para mitigar la pandemia y que abre un espejismo de subidas a corto plazo», ha indicado Cortina.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí