El pasado 12 de noviembre se cumplieron 50 años de la llegada del avión Northrop F-5 a la Base Aérea de Talavera la Real, aniversario que recuerda en este momento la que comenzó siendo Escuela de Reactores y ha pasado a ser Ala 23, que se creó el 10 de diciembre de 1953.

La Escuela de Reactores, hoy Ala 23, se creó el 10 de diciembre de 1953, ubicada en la base, a 13 kilómetros de Badajoz; y el 12 de noviembre de 1970 llegó el Northrop F-5B, fabricado en la empresa española CASA, marcando un hito en la industria aeronáutica, «siendo el primer avión de altas peculiaridades construido y montado íntegramente en España», recuerda la dirección del centro en una nota de prensa.

El F-5 se reemplazó por el F-86 Sabre –hasta 1969- y T-33 –hasta 1 973-. El F-5 se empleó por vez primera en el 50 Curso de Reactores en 1971, siendo desde entonces el que ha formado a los pilotos de combate del Ejército del Aire. El avión ha tenido tres procesos de modernización, denominándose ahora Northrop F-5M Freedom Fighter (AE.9).

Cada año, alféreces estudiantes de la Academia General del Aire realizan en el Ala 23 la Etapa de Caza y Ataque en su último año académico. Tras superar esta etapa, se les reconoce como pilotos de caza del Ejército del Aire, y son premeditados a los escuadrones dotados con aeroplanos F-18 Hornet o EF-2000 Eurofighter.

En más de 70 años, el centro ha realizado 29 tutoriales y formado a más de 2.000 alumnos, con unas 250.000 horas de vuelo, de las que 150.000 son con el F-5. El ejército del Aire, en este 50 aniversario, ha editado un vídeo, que se puede ver en https://www.youtue.com/watch?v=daEnTJACmKQ






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí