La bolsa española cerró ayer con una tímida subida tras 2 sesiones con predominio de las ventas. El Ibex 35 pone fin a su peor racha desde octubre con un pírrico avance del 0,09% hasta los 8.235,30 puntos. Entre negociaciones del ‘Brexit’ que amagan tanto con acuerdo como con desacuerdo y las incertidumbres que subsisten cerca de la pandemia, los inversores sostienen la cautela. El BCE debe decidir este jueves estímulos complementarios para reactivar la economía en unos momentos de géneros de interés ultrabajos, deuda por los suelos y también incentivos claros para la inversión. Para para cualquier inversor, la asunción de compromiso está aparejada a los tiempos, y nada parece indicar que sea mejor tomar el día de hoy situaciones que mañana, en un cierre anual que apunta más a las tablas que a un subidón de última hora. Los adelantos en las vacunas deberían favorecer fundamentalmente al sector turístico, y las quinielas de fusiones en el sector bancario es otro elemento para tomar posiciones. En el mercado del petróleo, el barril de Brent cotiza a 48 dólares, y el West Texas, de referencia en EEUU, se cambia por 45 dólares americanos. De la evolución futura del petróleo dependerá también el tono de la economía y de la bolsa. Y atención a Wall Street si sigue su escalada.






Fuente