La Base General Menacho festejó ayer la festividad de la Inmaculada, la patrona del cuerpo de Infantería. La Brigada Extremadura XI celebró un acto castrense, en esta ocasión sin presencia de familiares ni público por norma general en las gradas del de la explanada de formación, debido a las restricciones sociales por causa de la crisis sanitaria del coronavirus.

La celebración comenzó con un acto espiritual en exactamente la misma explanada donde después sucedió un desfile, encabezado por el general jefe de la brigada, Francisco Javier Romero Marí, según indica la propia base en una publicación oficial.

La capacitación estuvo compuesta por una compañía de Honores, contó con una representación del Regimiento Castilla 16, Regimiento Saboya 6, Grupo Logístico XI y del Batallón de Cuartel General XI, así como una versión reducida de la Banda de la brigada.

La Inmaculada es patrona asimismo de los Cuerpos Jurídicos y Eclesiástico. Fue declarada como tal de manera oficial en el año 1892, más allá de que se adoraba desde 1585.






Fuente