El cementerio de Piedras Albas volverá, 17 años después, a ser el escenario de nuevas trabajos de búsqueda de los restos óseos de Román Generelo, vecino de Ceclavín, un concejo que se encuentra a 14 kilómetros de distancia.

Exactamente, en octubre del 2003, en el mismo cementerio se realizaron trabajos de exhumación con pico y pala de una fosa del franquismo para hallar los restos óseos de Román y de otros 16 vecinos más.

Sin embargo, en ese año las trabajos desgraciadamente no brindaron el resultado esperado. Hasta ese momento, el hijo de Román Generelo, Fernando, fue la persona que orientó dichas trabajos ya que él fue testigo de situaciones que transcurrieron antes de la desaparición de su padre el 17 de septiembre de 1936 durante la Guerra Civil de españa. «Por delante de nuestra casa pasó un camión donde llevaban a mi padre y a otros hombres más. Se dirigía a la plaza del ayuntamiento y mi madre y yo fuimos corriendo para verlo, mas los falangistas no nos dejaron y a las escasas horas lo mataron». De este modo lo explicaba en el 2003, Fernando, que murió en 2017 y actualmente solo queda vivo su hermano Valentín Generelo, que con 90 años mantiene la esperanza de hallar los restos óseos de su padre, Román.

El próximo jueves 19 de noviembre, el cementerio de Piedras Albas y sus alrededores volverá a ser el foco de atención de labores de búsqueda. En esta ocasión, las labores las efectuarán expertos de una compañía de Barcelona -SOT Archaeological Prospection- que se trasladarán hasta el municipio extremeño de Piedras Albas  para las tareas de búsqueda con georadares. Un nuevo intento que en esta ocasión ha sido impulsado por el empeño de los sobrinos y nietos de Román.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí