El consejero madrileño de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, aseguró que si el «hachazo fiscal disfrazado de armonización» que defiende el Gobierno central implicase retirar «todas las bonificaciones» que da la Comunidad para los distintos tributos, cada familia pagaría «2.000 euros más de impuestos».

Así lo ha dicho este sábado en una rueda de prensa telemática convocada para analizar el último «Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF)», según el que Madrid ha pasado este año a ser la comunidad más competitiva desde el punto de vista fiscal, seguida de las tres provincias vascas y Canarias. Fernández-Lasquetty considera este resultado una muestra de que el sistema fiscal madrileño es «el que en mayor medida ayuda» al crecimiento económico, en tanto que los impuestos altos «dañan la inversión, el ahorro, el consumo y a la gente».

Y por ello ha reiterado su rechazo al deber al que el Gobierno central ha llegado con ERC, dentro del acuerdo de capitales para 2021, para emprender la armonización fiscal de las autonomías en tributos como el de patrimonio.

«Es el intento de extender obligatoriamente el infierno fiscal que ciertos quisieron detallar en sus propias regiones», ha criticado el consejero, quien ha apuntado que las zonas peor clasificadas en el IACF, como Cataluña, Asturias o Aragón, son las favorables a la armonización, por lo cual «pretenden que se desarmonicen mismas, pero al alza».

Fernández-Lasquetty ha asegurado que le se ve bien «que haya campo para el pluralismo político» porque es legítimo «que haya gobiernos y partidos que piensan que las cosas trabajan mejor con impuestos altos», y que son los ciudadanos «los que se lo tienen que reprochar» en las urnas. «Lo que no queremos es que nos suban los impuestos obligatoriamente (…). Es una pelea por mantener algo en lo que creemos», ha subrayado.

En relación a la promesa de la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, de bajar medio punto el tramo autonómico del IRPF a lo largo de la presente legislatura, el asesor indicó que «no hay calendario» para la aplicación de esa medida, pero ha reivindicado el «deber estable» del Gobierno de hacerla.

El IACF, anunciado por primera vez en 2017 y elaborado por la Fundación para el Avance de la Independencia, con el acompañamiento de la Unión de Impositores y de la Tax Foundation estadounidense, tiene en cuenta los tramos autonómicos de los grandes impuestos, los tributos cedidos a las comunidades, la especificidad canaria y la de los regímenes forales, tal como los impuestos adicionales establecidos por cada comunidad autónoma.






Fuente