La Cofradía del Niño Dios de Galisteo, que según se recopila en sus Estatutos fue fundada en el año 1662, ha anunciado la suspensión, con ocasión de la pandemia, de todos los actos que todos los años festeja en noviembre.

De esta forma lo ha anunciado el colectivo en una nota en la que expresa su «gran pesar y tristeza» por esa resolución de la que no se conoce ninguna resolución similar, según exponen en la nota, «salvo durante la Guerra de la Independencia, concretamente, durante 1807 y 1808». Pero, añade la cofradía, «entendemos que está por enfrente la vida y la salud de nuestros hermanos, algunos ahora muy mayores, que llevar a cabo dichos actos que conllevarían irremediablemente asambleas y aglomeraciones».

En relación a los acontecimientos anulados son la representación del auto sacramental, así como la salida por las calles del pueblo del muñidor, -cofrade que por año siguiente será maestresala-, informando con su toque de tambor al resto de cofrades. Un acto que congrega además a numerosos familiares y vecinos del pueblo. También se suspende la procesión, la comida de hermandad y las típicas asambleas familiares relacionadas con esta celebración.

No obstante, la cofradía ha anunciado que sigue la Eucaristía del Día de Navidad con el Niño Dios a fin de que los vecinos «cuando menos logren verlo y mostrarle su adoración, puesto que el Niño Dios no está en la iglesia del pueblo, sino que pasa de maestresala a mayordomo, quien lo tiene en su casa a lo largo del año».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí