La Dirección General de Justicia y Clientes de la Comisión Europea ha notificado a Arriaga Asociados el registro de su demanda presentada el pasado 27 de noviembre contra el Estado español por incumplimiento de la normativa europea en temas de defensa de los consumidores y usuarios, sobre la falta de transparencia y ‘abusividad’ de la cláusula del tipo de interés IRPH. En esta notificación, se añade que los servicios de la Comisión examinarán la demanda a la luz del Derecho de la Unión Europea, en que la se estima que las últimas sentencias del Tribunal Supremo sobre el IRPH no se ajustan al derecho de UE.

El bufete de abogados recalca que, tras el estudio de la demanda presentada, la institución europea puede elegir accionar empezando un procedimiento formal contra el Estado español por infracción del derecho de la Unión Europea con el objetivo de garantizar su cumplimiento.

En la denuncia, Arriaga Asociados recuerda que el Tribunal Supremo español –que ha resuelto recientemente que la inclusión del índice en las hipotecas no es abusivo-– establece que la carencia de transparencia de la cláusula IRPH ante el incumplimiento de la obligación de las entidades bancarias de entregar la evolución pasada del índice no implica que esa cláusula sea exagerada. Sin embargo, el bufete de abogados cree que la falta de transparencia acarrea que el consumidor no fue informado ni sobre el IRPH ni sobre las secuelas económicas acerca del precio del contrato de préstamo, lo que comporta que siempre sea desmesurada y, por tanto, nula.

Situación de desventaja

Además de esto, la falta de información, como por servirnos de un ejemplo la evolución del IRPH y el euríbor de los últimos dos años a la contratación, piensa una situación de desventaja para el cliente sobre una información qué de haberla tenido posiblemente no hubiese elegido el IRPH por estar históricamente sobre el euríbor. De esta manera, el prominente tribunal no aplica apropiadamente el derecho comunitario en materia de defensa de los clientes y usuarios, vulnerando el principio de primacía del derecho de la Unión Europea, al no respetar la intención de la Directiva 93/13/CEE del Consejo de 5 de abril de 1993 sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con clientes, ni la interpretación que de la misma ha realizado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que en numerosas oportunidades ha manifestado la máxima protección al cliente tal y como recopila el artículo 38 de la Carta de Derechos de la UE. Sin lugar a dudas son buenas noticias que en Europa se tenga conocimiento de la injusticia que padecen millones de clientes y que la propia Comisión Europea proceda a estudiar la denuncia presentada por Arriaga Asociados frente a las incoherencias e incorrecciones llevadas a cabo por el Tribunal Supremo español, expresa Jesús Arriaga, colega principal creador de Arriaga Asociados.






Fuente