El conjunto municipal de Vox deseaba que la concejala socialista dimitiese por su comentario sobre la pedofilia en los centros concertados que efectuó en un pleno del ayuntamiento. Mas el intento del concejal Alejandro Vélez cayó en saco roto ayer, en el último pleno ordinario, donde la moción se ingresó por urgencia. Ciudadanos no la apoyó y los votos del PP con el de Vox no fueron suficientes. El debate de esta solicitud fue el más tenso del orden del día. Rita Ortega no se defendió. Fue su portavoz, Ricardo Cabezas, quien solicitó disculpas a quien pudiese haberse sentido ofendido por estas afirmaciones que, según remarcó, se sacaron de contexto. Cabezas abrió la espita cuando se quejó de que en la previo legislatura jamás se entró en este «juego sucio» y contó que a él como a su familia les han rayado sus vehículos «por este alegato de odio y combate». El alcalde, Francisco Javier Fragoso, brincó al instante recordando el acoso al que se vio sometido él y su familia en la anterior legislatura por miembros de un conjunto de Fb, con los que concejales socialistas tenían relación y que todavía está en proceso judicial penal. Cs aceptó las excusas de Cabezas en nombre de Rita Ortega y de ahí que votó en oposición a la petición. No así el PP. Su concejal Jaime Mejías insistió en que fuera la concejala la que se disculpase. Fragoso interpretó que no lo haría, porque la vio mover la cabeza en señal de negación y el PP apoyó la moción de Vox.






Fuente