El que probablemente se acaba de publicarla película sorpresa española del año.Se trata de chicas, debut en el largometraje de la cineasta Pilar Palomero y autobiográfico. Pasó con éxito por el Festival de Berlín ybarrió Málaga donde ganó cuatro premios,entre ellos la mejor película.El papel principal lo desempeña un grupo de chicas adolescentes, la mayoría de las cuales también aparecen en pantalla por primera vez. El único nombre conocido es Natalia de Molina (la vida es sencilla con los ojos cerrados, techo y comida).

La acción pasaen los 90 visto desde el punto de vista de Celia(Andrea Fandos, el gran descubrimiento de la película), una niña que estudia en un colegio religioso de Zaragoza, compartiendo experiencias con sus compañeros. Su nueva amiga Brisa ha llegado desde Barcelona, ​​se siente muy unida a ella y la hace repensar el mundo en el que vive. A veces tiene que quedarse sola en casa porque su padre se ha quedado huérfano y su madre tiene que ir a trabajar. Pero tambiénTiene muchas dudas sobre su familia que su madre no resolvió.La película sigue su primera exposición al sexo en los días del sida, la campaña «vístelo, vístelo» y las películas porno encriptadas de Canal + y el extraño efecto que tuvieron estas películas. Una serie de detalles que seguro recordarán quienes vivieron este período. La directora Pilar Palomero explica otras anécdotas del rodaje.

-El comienzo de todo.“De los 4 a los 14 años me enseñaron en una escuela de monjas solo para niñas. Llevábamos uniformes, nos confesábamos al menos una vez a la semana e íbamos a misa todos los miércoles. La mayoría de mis maestros eran monjas y nos hablaban del cielo y el infierno, el pecado, la castidad … YCuando salimos de la escuela, nos encontramos con una realidad muy diferente:la de España a principios de los 90 ”.

-Entre dos mundos.“Recibí una educación que estaba a medio camino entre dos mundos: uno más tradicional y conservador, un legado directo de la sociedad anterior a la transición; y el otro mundo, el de un país que mira al futuro con ganas de progreso y modernidad. Y yo creo que siMi educación consistió en una mezcla mal digerida de estos dos mundosporque como ejemplo crecimos con un modelo anticuado de mujer (ama de casa, sumisa, abnegada, cariñosa) y un modelo más moderno pero enormemente sexualizado con el que nos bombardeaban a diario. «

-Buscar «las chicas».«Con la cabeza del reparto, Gisela Krenn,Vimos casi mil chicasy podemos ver hasta 60 en un solo día. La mayoría de Zaragoza porque solo buscábamos a Brisa en Barcelona. Aquí buscábamos a los otros cinco y en clase a las 18 ”.

– Descubre una pequeña estrella. “Vi a Andrea por primera vez en el cortometraje La comulgante del director Ignacio Lasierra (también ayudante de dirección de Las chicas). Estaba intrigado por él, pero era demasiado pequeño para la primera vez que lo vi partirse. Tres meses después la invitamos a un segundo casting, había crecido mucho y aunque era más joven de lo que imaginaba para el papel de Celia, me impresionó su mirada, su sensibilidad y lo parecida que es a Celia. comoDecidí reducir la edad del personaje para poder interpretarlo.con la acción, lo que esto implicó cambia. Natalia de Molina y tú tenías un vínculo mágico y extraordinario. «

-Zaragoza, el otro protagonista.“La ciudad estuvo muy involucrada en el tiroteo. Grabamosuna escena muy representativa de las tribus urbanas de la ciudadd en el que apareció Manolo Cabeza Bolo y en el que vimos cómo era la vida nocturna en Zaragoza a principios de los 90: punks, pesos pesados, rockeros … Las encargadas de maquillaje (Carmen Arbués) y el guardarropa (Arantxa Esquerro) se encargaron de ello genial para la atmósfera yGran parte de la figuración eran personas del equipo.. Así que queremos ser breves ahora y lo pondremos en los extras del DVD o Blu-Ray. «

– Busca en el cofre de los recuerdos. “El proceso de documentación fue muy extraño, tuve que abrir mi caja de recuerdos que tenía debajo de la cama en la casa de mi madre, donde guardaba las entradas del concierto, las notas que compartía con mis amigos, las cintas de cintas o carpetas dedicadas con dedicatorias, pero para mí había dos elementos básicos: la carta que Celia lee a Dios, la de la películaEs un guión y mi hermana lo escribió comoÉl y luego el dictado de instrucción religiosa que vino de mi cuaderno de sexto grado y fue escrito a mano por mí. En el recuadro recordatorio también había fotos con dedicatorias que saldrán en una creatividad muy chula, un corcho en la pared que preparamos para las redes sociales. «

-Las dos brisas. “Hacía mucho calor en Zaragoza porque estábamos rodando el verano pasado. Entonces, el gerente de producción Uriel Wisnia dijo en una escena del pasillo donde Andrea (Celia) tuvo que caminar:«Abre la puerta, deja que sople la brisa».El director y el guión estaban en el horario programado. “¡Noooo, no es Brisa quien tiene que correr! Es Andrea (Celia) ”. Brisa es el nombre de la chica de Barcelona y Andrea (Celia), el de la chica principal. «

-Vida de los personajes.“Como no hubo ensayos, hicimos varias sesiones con las 18 chicas de la sexta clase B, las seis Protas y la clase. Trabajé codo a codo con Rubén Martínez como entrenador, quien también es actor e interpretó a Teo en la serie Elite. Hicimos un archivo para cada uno de ellos con los nombres de sus padres ficticios, el trabajo que tenían y el vecindario en el que vivían y estabantenían que sumar cómo pensaban que eran sus personajes ”.

-Revivando los 90.“Trabajamos en los personajes o en cómo era el 92. Veríamos la sensación de vivirescuchamos bandas de la época, comerciales de la época,Videoclips (Madonna, Heroes del Silencio, Las Mama Chicho). Les di todos estos videos para que los vieran. Otra sesión fue la de Disciplina: les haríamos coser, rezar a nuestro Padre o enseñarles a alinearse. Muchos conocían a nuestro padre, pero no tenían idea, por ejemplo, de cómo posicionarse. «

-El bolso más buscado.“Arantxa Ezquerro, la encargada del guardarropa, tiene la misma edad que yo y vivíamos en barrios vecinos. Nos juntamos para hablar de la estética de la película y nos echamos a reír porque recordamoscómo íbamos vestidos en esos momentos. Hubo una anécdota muy divertida: Cuando teníamos esa edad, era genial llevar una bolsa de tela de una tienda de Zaragoza que llevan las dos hermanas Julia y Ainara en la película. La bolsa en cuestión costaba 5.000 pesetas y la tienda se llamaba G.E.Como no los teníamos a esa edad y ya no existen, los hacemos para filmar.¡Fue grandioso! Otra cosa de los 90 que coincidió fue que todos en el set tenían un cumpleaños y era como tener un pastel con velas todos los días en la escuela. «

-Un formato inusual.«El formato cuadrado fue sugerido por la directora de fotografía Daniela Cajíaspor una pregunta nostálgica(por la forma en que veíamos el mundo a través de la «ventana cuadrada» de todas las aulas en los años 90), pero también por un problema narrativo: aislar a Celia y enfocarla en ella, en su recorrido ”.

-Identificado con su personaje. “Carlos, el chico rizado que pide a las chicas que hagan un papel en la discoteca, es interpretado por Andrés.el hijo del maquillador, Carmen Arbués. Un día vino a las oficinas de producción a ver a su madre y yo estaba encantada. No quería, pero lo convencimos de hacer el casting e hizo un gran trabajo. Su madre le preguntó cómo estabas y él respondió: “Bueno, mamá, este papel no es difícil para mí;Me diste tantas calabazas. «

-Regreso al pasado. «La campaña» Póntelo, póntelo «fue real, lo pusieron en la parada del autobús frente a la escuela yle dio casi algo a las monjas y a los padres. Fue muy divertido y lo recordé a través de la escuela en Facebook. Duró de 91 a 93 ”.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí