Con la salida al mercado de las nuevas Xbox Series X y Series S y la de su competidora, la PlayStation 5, comienza una exclusiva guerra en la batalla entre Microsoft y Sony. Su primer combate fue a inicios de siglo, con la sexta generación de consolas de sobremesa, siendo la Xbox y la PlayStation 2 sus respectivas armas. Veinte años después comienza el cuarto ataque, con una dominación clara del mercado de parte de estos dos colosales -dejando de lado la siempre presente Nintendo- mas la historia de los videojuegos va mucho alén de Sony y Microsoft.

EL INICIO DESCONOCIDO 

En la New Yorks World Fair 1939 encontramos el que es considerado el primer juego de plataformas, desconocido por varios. Un PC llamado Nimatron, que dejaba jugar contra la máquina al tradicional y habitual juego Nim (de ahí el nombre de Nimatron). El juego consiste en repartir de forma aleatoria un número de cerillas, o bien otro objeto de pequeño tamaño en filas. Cada jugador puede coger la cantidad que desee de exactamente la misma fila en su turno, siendo el ganador el último en coger una. Nimatron simulaba esto con 4 filas de siete bombillas que se encendían y se apagaban. Millones de personas jugaron al juego y la máquina ganaba un 90% de las veces. Es por eso que a esos que lograran ganar, el Nimatron los premiaba con una moneda con la inscripción de Nim Champ.

PRIMEROS PIXELES 

Las primeras pantallas en las que se pudo ver algo minimamente parecido a eso que hoy podemos gozar en una resolución de 4K a 60 FPS estaban en un laboratorio de recerca. En 1952, Alexander Shafto Douglas, estudiante de la universidad de Cambridge, trabajaba en una proposición sobre la interacción entre computadoras y humanos. De esta forma surgió la iniciativa de hacer un juego en el que un individuo pudiera competir con una máquina. De ahí nació OXO, una versión virtual de otro tradicional juego popular, el tres en raya, y que empleaba un dial telefónico como control. (Apretar el 5 para la casilla del medio, el 3 para de la de la parte de arriba derecha)

EL PADRE DE LA SOBREMESA 

Ralph Baer desarrolló la Magnavox Odyssey. Su prototipo era conocido como Brown Box y nació en la cabeza de Baer tras recibir el encargo de construir la mejor televisión de todo el mundo. Baer, creía que para ser perfecta debía tener algún elemento amigable y de este modo comenzó a trabajar en la patente de lo que sería la primera consola de sobremes del mercado. En 1972 llegó a las tiendas la Magnavox Odyssey, con un inició difícil por una campaña publicitaria que empezó mal, por no dejar claro en que televisores se podía usar la consola y un elevado coste. Asistió Frank Sinatra al rescate, con un anuncio que ayudo a subir las ventas de la que por cierto tiempo fue la única consola que dejaba jugar al Pong.


PONGAMONOS EN SERIO 

Atari ha sido una de las empresas más destacables en la história del videojuego. Nolan Bushnell y Ted Dabney son sus autores. Bushnell había provado la Magnavox Odyssey, introduciendo su juego de Ping-Pong. Fue por eso que encargo a Al Alcorn, un ingeniero que no había trabajado en videojuegos, la creación de Pong. Con la máquina terminada en 1972, la probaron en una cervecería de mala muerte de Sunnyvale como la describe Bushnell.


A las un par de semanas, Al Alcorn debió ir arreglar la trama porque no funcionaba. El problema que tenía era que el compartimiento para las monedas se encontraba totalmente lleno y por el momento no aceptaba más. Mientras que otras tramas tenían unos ingresos de unos 40 dólares por semana, las tramas Pong alcanzaban los 200. El beneficio para Atari era colosal, siendo el preció de producción de cada máquina de Pong de entre unos 300 y 400 dólares, su costo de venta era de 1.200. Con más de 35.00 máquinas vendidas. Atari empezó la construcción de una historia de historia legendaria.

LA FIEBRE DE LOS 80

El estallido de los videojuegos nos dejó piezas maestras como Space Invaders (1978), Pac Man (1980), Donkey Kong (1981) y Tetris (1984). Llegarón con estos tradicionales inolvidables los primeros grandes torneos de juegos para videoconsolas, los ancestros de los ahora tan futuristas esports. En 1980 tuvo lugar el primer torneo nacional, ‘Space Invaders Championships’, en el que 10.000 players compitierón para demostrar ser el mejor de los USA. Incluso Disney lanzó Tron en 1985 como exhibe clara de el reconocimiento y notoriedad que tenían los juegos para videoconsolas.


El desenlace de la década fue, por lo menos, igual de bueno que el inicio. En 1986 Shigeru Miyamoto, figura clave en Nintendo, dio a luz a la saga Zelda con el primer The Legend of Zelda. En 1988 salió en venta John Madden Football, el primer videojuego en introducir la realidad de los deportes en una consola y para cerrar estos gloriosos diez años, en 1989 Nintendo lanzó la Game Boy. Una consola que más allá de estar limitada a nivel visual, por no tener pixeles de color, enamoro al público con su riguroso catalogo de juegos.

DEL SALÓN ARCADE AL SALÓN DE CASA 

Los 90 marcaron la transición de los salones de arcade a las consolas de sobremesa. Más allá de que algún bombazo como Mortal Kombat (1993) intentaba ser un último coletazo de las recreativas, la quinta generación de consolas efectuó un FATALITY a las salas de juegos. La Sega Saturn (1994), la primera Playsation (1994) y la Nintendo 64 (1996) actuaron como verdugos de las recreativas. Por si acaso la publicación de estos tres icónicos colosales fuera poco, Blizzard lanzó Warcraft; Horcos y Humanos un juego de estrategia real que introducía a millones de jugadores del videojuego de rol multijugador masivo en líne, (MMORPG).

Fue además la época donde se consolido la figura de las macotas de la compañía. Commodore intento fallidamente hacerse un espacio con la AmigaCD32 (1994), Sega luchaba con la Mega Drive (1988) y Atari lanzó Atari Jaguar en 1993. Con cada compañía tratando añadir valor a su marca, Nintendo lució como bandera a Mario – quien nació en el ya citado Donkey Kong de 1981 -, Sega lanzó en 1991 el primer juego de Sonic, el erizo azul. Sony apostó por Crash Bandicoot en 1996, y empezó a crear de este modo la base de únicos que sostiene hoy en dia. Aunque, irónicamente, Crash Bandicoot dió el salto a Xbox One en la generación que ahora abandonamos.

UN ESTILO DE VIDA 

Con la llegada del nuevo siglo, la historia se agranda. Así como el público. En el año 2000 hace aparición Los Sims, un juego para PC que facilita dirigir la vida diaria de los individuos. Transformarlos en personas de éxito o bien encerrarlos en el baño, eliminando la puerta y las ventanas, depende de . El videojuego publicado por Electronic Arts se convirtió en el juego de PC más vendido y el más jugado por el público femenino.

En el 2001 empieza la guerra. Microsoft lanza la Xbox, y el tridente Nintendo-Sony-Microsoft se hace con el poder de las consolas de sobremesa. El hueco está en el mercado de los ordenadores, y ahí es donde la compañía Valve lanza en el 2003 Steam, una plataforma de distribución digital que facilita a los jugadores descargar, jugar y actualizar sus videojuegos.

En la feroz pelea por el título de la preferible consola, Nintendo decide distanciarse de la iniciativa de Sony y Microsoft y en el 2006 lanza la Wii, la primera consola que da un sistema de control por movimiento. La Wii proponía algo completamente distinto. Llevo los juegos para videoconsolas aún a considerablemente más gente y se preocupaba porque los usaurios tuvieran un estilo de vida saludable, con propuestas como Wii Fit (2007)

Y sucede que la primera década de los 2000 dejó en el recuerdo de los individuos una oferta en el catalogo dirigida a todos y cada uno de los estilos de vida. Videojuegos deportivos, el boom de los periféricos musicales, la aparición de World Of Warcraft, el más grande multijugador masivo en línea y especialmente, la llegada en 2009 de juegos como Angry Birds. Nacía además el juego de plataformas para jugar en el móvil esperando al autobús.

E-Sports y ‘streamers’

La revolución total se produce con la aparición de las plataformas de ‘uso contínuo’ y campeonatos de juegos como el League Of Legends (2009) que reunen a 100 millones de espectadores . El primer juego de plataformas, Nim, en el Nimatron, te daba una chapa con la inscripción de Nim Champ por ganar. En el primer torneo de nacional de Space Invaders el premio era un ejemplar del juego Asteroid. En 2019, Kyle ‘ Bugha’ Giersdorf, un jugador de 16 años, se llevó a casa 3 millones de dólares estadounidenses al ganar un torneo de Fortnite (2017)

Con la llegada de las nuevas consolas de Sony y Microsoft, el la leyenda solo puede continuar creciendo. Teniendo la verdad virtual como una de las tareas atentos, la historia de los juegos para videoconsolas aún tiene considerablemente más por contar.


















Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí