El pleno de la Asamblea ha aprobado este jueves la ley de los libros de texto gratuitos de Ciudadanos (Cs), pero las enmiendas parciales han rebajado sustancialmente los reclamos del texto y la gratuidad universal que había levantado la formación naranja finalmente se convierte en un «préstamo» que se regulará según los niveles de ingresos. «Una ley de mínimos que no avanza sobre lo que ya tenemos», ha criticado la diputada del PP Eva Pérez, el único grupo que ha votado en contra. El portavoz de Cs, David Salazar, ha reconocido que la nueva ley es «menos ambiciosa» que su propuesta inicial, pero aún considera que mejora la situación y por tanto «no tendría sentido oponerse a ella».

El primer cambio sustancial es el título: de denominarse «Ley de provisión gratuita de libros de texto y material curricular en Extremadura», pasa a ser la «Ley del sistema de préstamo de libros de texto en Extremadura». En la primera, Cs propuso crear un banco de libros y materiales en todos los centros educativos de la comarca, incluidos los privados, para establecer un sistema de préstamos gratuito y universal del que se beneficiarían unas 180.000 familias con un ahorro estimado de 150 euros anuales. año por niño en Primaria y 180 en Secundaria. La previsión es que empezará a funcionar ya en este curso escolar, pero el estado de alarma retrasó los plazos de tramitación parlamentaria y finalmente no fue hasta este jueves cuando llegó al pleno tras su paso por la Comisión de Educación y Empleo, donde ha añadido 24 enmiendas del PSOE y también de Podemos.

La formación naranja ya presentó esta iniciativa en la legislatura anterior, pero no fue debatida por el «veto» de la Junta, que alegó que afectó los presupuestos de 2019. Sin embargo, esta vez el PSOE sí hizo un seguimiento de su tramitación asegurando que el texto era «un nuevo hito» que venía a poner «en blanco y negro» todo lo que se ha hecho desde el Ejecutivo autonómico mediante decretos. Así, la ley finalmente aprobada mantiene la creación de bancos de libros en las escuelas, pero dentro de un sistema «de alcance universal condicionado al nivel de ingresos» que se extendería también a la Educación Infantil. En el material escolar, solo se discute la posibilidad de «determinar la gratuidad para determinadas etapas y ciclos». Los estudiantes no becados podrán recibir los recursos restantes, y se establece la obligación de reservar un presupuesto anual mínimo por estudiante para la adquisición de libros.

Un fraude»

La diputada socialista Piedad Álvarez ha defendido que la ley de préstamos «blindará» el derecho de todos los estudiosos extremeños a tener libros gratis, pero para el PP es «un engaño y una estafa». «Esta no es la ley que registró Cs, es lo que ha querido el PSOE con el rollo de su mayoría absoluta», ha dicho la diputada popular Eva Pérez, que ha instado a la formación naranja a retirar el texto porque no avanza «nada». «sobre lo que ya teníamos. «Una ley con otro título, otro artículo y otros principios, los del modus operandi del PSOE», reiteró Pérez.

Sin embargo, la socialista Piedad Álvarez ha respondido que lo que se ha hecho es «enriquecer» una ley «generalista» (Cs presentó el mismo texto en otras comunidades autónomas como Madrid o Andalucía) y adaptarla a las necesidades de la región introduciendo criterios como el del alquiler o el blindaje de los fondos para que no vuelva a suceder lo mismo que en la legislatura 2011-2015, «cuando el PP recortara el 70% del presupuesto». «Se han quedado solos, está claro que no quieren aportar nada, vienen a poner su ideología en las enmiendas», dijo el diputado a la bancada del PP.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos David Salazar ha reconocido que quizás han perdido la oportunidad de hacer una ley más ambiciosa, pero ha considerado que no tiene sentido oponerse al nuevo texto porque «mejora la situación respecto al año anterior». «Es cierto que esta ley fue llevada ante el covid, pero también es cierto que la situación después de la pandemia va a ser crítica, y esta ley puede ayudar en esa situación», dijo Salazar, quien afirma que Ciudadanos seguirá presentar otras medidas para mejorar la educación en Extremadura.

Unidos por Extremadura ha votado a favor, considerando que la nueva ley mejora la ya existente. Sin embargo, el diputado Joaquín Macías también ha destacado las diferencias sustanciales entre lo propuesto en un inicio y lo que finalmente se aprobó con «el problema de fondo» del financiamiento, por lo que ha abogado por «recaudar lo suficiente a través de impuestos» y limitar los fondos para la educación concertada. «Votaremos a favor porque hay avances, aunque no es nuestra ley», concluyó.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí