El emprendimiento de fusión de Unicaja Banco y Liberbank  quema novedosas etapas. Esta mañana se ha realizado una presentación formal  ‘on-line’ a los medios, con la existencia de Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco y Manuel Menéndez, asesor encargado de Liberbank, quienes abundaron algunos pormenores del que va a ser el quinto banco español, de superarse todos los trámites precisos en los próximos meses.

Específicamente, y tambiénn Extremadura aseguraron que no se van reducir el número de oficinas ni mermarse servicios al cliente tras la fusión. Manuel Menéndez recordó que las dos entidades tienen una larga vivencia en ajuste de red. “Según avance el proceso vamos a dar más datos. Es verdad que hay un achicado solapamiento de las áreas de trabajo en las áreas geográficas en las que están presentes en la actualidad ámbas entidades, por lo cual el impacto va a ser muy con limite en Extremadura. En ningún caso va a haber reducción de servicios al cliente. Vamos a seguir progresando y también invirtiendo en tecnología a la vez que hacemos mejor los servicios a individuos que poco a poco más utilizan esa vía de interacción con el banco. Vamos a salir más reforzados en ese sentido tras la fusión”, dijo Menéndez.

El asesor delegado de Liberbank –a cuestiones de El Periódico Extremadura- explicó que la fusión pretende sostener la cercanía y la presencia en todos los territorios en los que se asienta, como es la situacion de Extremadura: “La entidad combinada nace con vocación de permanencia, proximidad, vinculación y arraigo en todos y cada uno de los territorios de origen  donde se asienta el banco”, añadió Menéndez.

El grupo que sea de la fusión de estas 2 entidades- que tendrá sede central en Málaga y se va a llamar Unicaja Banco- se calcula que tenga activos de sobra de 109.000 millones de euros, 9.929 usados, 1.608 sucursales, 4,5 millones de clientes, 67.000 millones en depósitos y un valor en la bolsa de1.900 millones. La entidad combinada va a tener presencia en el 80% del territorio nacional.

Uno de los puntos fuertes de la fusión es la más grande eficacia de la entidad resultante gracias al ahorro de costos estimado, que podría sospechar cerca de 192 millones de euros en el año 2023.

La fusión fue aprobada el martes por la tarde por los consejos de administración de Unicaja Banco y Liberbank, ambas entidades con presencia destacada en Asturias, Andalucía, Extremadura, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid. La fusión es una absorción de Liberbank por Unicaja Banco con extinción de esa primera entidad y transmisión de todo su patrimonio a la segunda. La ecuación de canje supone que los inversionistas de Unicaja Banco tendrán el 59,5% de los derechos de voto en la entidad combinada y los de Liberbank el 40,5%.

La transacción dejará a la entidad combinada operar con mayor escala. Dispone de una cartera conservadora con exposición limitada a los campos más damnificados por el covid-19. Los accionistas van a ver mejorada su rentabilidad, los clientes gozarán de una más grande disponibilidad, trato personalizado y alta inclusión financiera. La previsión apunta a que la entidad bancaria se transforme en el banco de referencia en las regiones donde esté implantado. Muy interesante para Extremadura es que garantiza la presencia en zonas rurales, con fundaciones con más aptitud financiera y deber con la economía verde y circular.

No se termina el proceso ahí, sino que aún quedan asambleas de los consejos de administración en febrero de 2021 y  que las juntas generales de accionistas de los 2 bancos lo ratifiquen en el tercer mes del año. Además de esto asimismo es necesario un dictamen  de las entidades regulatorias como la Comisión Nacional de los Mercados y la Rivalidad, Banco Central Europeo y Ministerio de Economía. Si no hay incidentes  la integración en verdad y derecho sería en el tercer trimestre del 2021.

La fusión entre Unicaja Banco y Liberbank, , tendrá un coste de reestructuración de 540 millones de euros, que van a ser cargados íntegramente contra el «badwill» o bien fondo de comercio negativo, según apunta Efe.

Las dos estiman ahorros recurrentes de costos de unos 192 millones de euros anuales, lo que permitirá mejorar la ratio de eficacia en torno a 11 puntos porcentuales; el recorte de la base de gastos será del 20 %, al pasar de 961 millones (de los cuales 582 corresponden a Unicaja y 379 a Liberbank), a 769.

La entidad resultante contará con «substanciales» cuotas de mercado previstas en productos como depósitos (4,7 %), créditos (4,2 %) y recursos fuera de balance (3,3 %); con respecto al «pay-out» o bien porcentaje de los provecho que se destina a retribuir al accionista, se ubicará en el 50 %.

Noticias similares





Fuente