En su afán por rescatar en buenas ediciones grandes tradicionales del pasado, la editorial Alba se ha atrevido esta vez con la monumental ‘Historia de la decadencia y caída del Imperio De roma’ del historiador británico Edward Gibbon (1737-1794).

Una monumentalidad cuyas una cantidad enorme de páginas se muestran para el lector de nuestros días en la edición abreviada que en 1952 efectuó el norteamericano Dero Ames Saunders, labor de poda que guarda la fluidez con la que Gibbon empapó su narración y que, a título de ejemplo, prescinde etc elementos de un cuarto de la obra, consistente en notas al pie de la página de las que solo mantiene unas escasas, tal como de algunos episodios que se separan de la narración principal.

Resumiendo, proponen al lector, en un solo volumen condensado, lo que Gibbon expuso en seis sin que en ningún momento estemos ante un indigesto refrito.

La ‘Caída y caída’ de Gibbon se encuentra dentro de las piedras angulares de la Historiografía de todos los tiempos y se convirtió en un clásico, en lo más mínimo acartonado tras la llegada de estudios posteriores. Desde Marco Aurelio hasta la caída de Constantinopla, el historiador nos enseña el desarrollo de destrucción del imperio más poderoso del mundo obsoleto.

Uno de los aciertos de esta obra para el lector moderno es la forma en la que el creador nos cuenta la Historia. No estamos, hay que recordarlo, frente a un historiador de nuestro tiempo, para el que prima la exposición neutral de los datos. Por contra, Gibbon, en muchos pasajes, se expone novelesco y apasionado, lo que empapa el texto de aires literarios muy saludables para una lectura tan espesa. Un trabajo de casi 20 años de investigación que marcó la Historiografía mundial, en una asequible edición en español.






Fuente