La Guardia Civil de Llerena, en el contexto de la operación ‘Fallacy’, ha conseguido destapar a un conjunto de ciberdelincuentes integrado por cinco personas de origen venezolano asentados en España como causantes de la ciberestafa con la que consiguieron apropiarse de 28.000 euros de un vecino de la ciudad pacense de Azuaga.

Las indagaciones se venían desarrollando desde el pasado año, a causa de la denuncia presentada por un empresario, vecino de Azuaga, quien denunció que le habían cargado en su cuenta corriente y en tarjetas de crédito diversas transferencias de 28.000 euros que él no había llevado a cabo, así como la duplicidad de la tarjeta SIM de su teléfono sin su autorización.

Este grupo en teoría consiguió mediante medios fraudulentos, contraseñas y otros datos con información personal de la víctima y, así, suplantando su identidad, consiguieron realizar ilícitamente un duplicado de su tarjeta SIM, pasando de esta manera a controlar los SMS dirigidos al teléfono relacionado a la original, con lo que lograron comprender el código de autentificación de las transferencias.

Una vez conocidas las claves de ingreso del usuario, conseguían vía libre para organizar la transacción económica suplantando al titular, logrando confirmar la operación con el código remitido vía mensaje de texto por la entidad bancaria, este método se conoce como ‘SIM Swapping’, ha informado la Guarda Civil en publicación oficial.

A raíz de la investigación y rastreo informático de las operaciones y transferencias llevadas a cabo, la Guarda Civil logró saber las web lugar desde donde se habrían llevado a cabo las transferencias ubicadas en Barcelona y Madrid y también detectar los destinatarios de exactamente las mismas, que resultaron ser cinco personas de origen venezolano asentados en España.

Con la identidad de los presuntos autores de la acción delictiva, este pasado mes de octubre se encontró en Barna a cuatro de los pertenecientes del grupo a los que se les ha instruido diligencias como investigados por un delito de ciberestafas, averiguando que el quinto ingrediente, residente en La capital española, hoy en día está en sitio desconocido.

El Conjunto de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llerena, en el avance de la operación, contó con la colaboración de agentes de la Unidad Organiza de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barna y Conjunto de Valdemoro (La capital de españa).

Las diligencias instruidas fueron remitidas a los Juzgados de Instrucción de Llerena.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí