El equipo de inspección de la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz ha retirado unas 1.500 unidades de artículos pirotécnicos, de distintas categorías, que estaban expuestos para su venta ilegal en bazares de la ciudad de Badajoz que no tenían comunicada ni autorizada la venta de esta clase de material.

Según informó ayer la Guardia Civil por medio de un comunicado, con motivo de las fiestas navideñas, incrementa la venta y consumo de estos productos por lo cual realizan una campana encargada de examinar tanto los sitios de venta como los de empleo de estos materiales.
Como producto de esta actuación, se ha procedido a denunciar por infracciones a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana y los artículos intervenidos están a predisposición de la autoridad competente.

El propósito primordial de estas actuaciones es controlar la seguridad de los artículos pirotécnicos a fin de que los ciudadanos se provean en condiciones inmejorables para su uso lúdico, civil y responsable, según recoge el comunicado. La Guarda Civil recordó que la adquisición de este tipo de material explosivo en los puntos de venta autorizados evita cualquier clase de riesgo, dado que tienen las condiciones idóneas para su conservación. Su venta ambulante está prohibida.






Fuente