Nuevas restricciones para frenar el progreso del coronavirus en Extremadura, con particular afección a la ciudad de Cáceres. El Consejo de Gobierno ha decretado este sábado en una exclusiva reunión extraordinaria el cierre de la hostelería de 18 a 20 horas a lo largo de una semana en Cáceres y los días 1, 2, 5 y 6 en toda Extremadura, ampliando de este modo las restricciones que se habían decretado inicialmente solo para los días 24 y 31 de diciembre. Además de esto, los aforos de las considerables superficies y las tiendas de los centros comerciales se dismuyen al 30%, de la misma manera que el de las ubicaciones recurrentes y los aparcamientos de estos espacios.

En la ciudad más importante cacereña, ese aforo del 30% se aplicará más que nada el comercio y el interior de los locales de hostelería (en terrazas se mantiene al 50%) a lo largo de una semana. Asimismo se prohíbe la organización de disputas deportivas privadas como las «liguillas» entre amigos a lo largo de los próximos siete días, más allá de que las pistas polideportivas municipales y los parques infantiles permanecerán libres. Asimismo, el Consejo de Gobierno también ha decretado el cierre perimetral de las localidades de Calamonte y Fuente del Maestre frente al alto número de casos.

Según ha explicado el consejero de Sanidad, José María Vergeles, la meta de estas nuevas restricciones es asegurar la salud de todos y cada uno de los extremeños ante la preocupante evolución de la pandemia en Extremadura, que muestra una incidencia de 374 casos por cada cien mil habitantes en los últimos 14 días. En estos instantes todas las áreas de salud superan el umbral de los 250 casos por cada cien mil pobladores que se considera compromiso extremo y la situación es principalmente alarmante en Cáceres, que con un registro de 673 casi dobla la media autonómica. Es asimismo el área que amontona un más grande número de pacientes hospitalizados: más de 80. En Badajoz la incidencia es de 342 casos por cada cien mil habitantes, en Mérida alcanza los 274 y en Plasencia 345.






Fuente