La Inmobiliaria Municipal de Badajoz (Inmuba) tiene pensado llevar a cabo entrega de las llaves de 7 unifamiliares que ha construido en Villafranco esta misma semana y, antes que concluya el año, de otras 20 casas en Gévora, según notificó ayer el alcalde, Francisco Javier Fragoso, en su visita a esta última promoción.

En Gévora Inmuba ha construido unifamiliares de 90 metros cuadrados útiles, con plaza de garaje y trastero en una sola planta, con un coste de 103.000 euros, menos 10.000 euros de subvención de los planes de vivienda estatal y autonómico. El alcalde destacó su ubicación, junto al centro y la parcela donde la Consejería de Educación va a alzar el nuevo colegio, que prevé licitar este mes. La demanda de esta promoción ha sido pareja a la oferta.

Fragoso destacó que Inmuba es la única que ha edificado en los últimos años en las ocho pedanías de Badajoz. Según apuntó, en la mayoría está « fatigado» el suelo urbanizable, por lo cual están estudiando la oportunidad de acometer urbanizaciones donde haya suelo municipal, principalmente en las pedanías de más población, y proponer a la Junta la necesidad de ayuda para poder seguir desarrollando vivienda protegida en los poblados.

Desde este momento, la Inmobiliaria Municipal se va a centrar en El Campillo, donde está sosprechada una inyección de 3 millones de euros para la urbanización con el Plan Reactiba, y la promoción de naves industriales en Balboa.






Fuente