La Consejería de Movilidad y Transporte ha acometido entre el jueves y ayer los trabajos para mejorar el drenaje de la avenida Reina Sofía de Badajoz, popular como Circunvalación, con el propósito de acabar con las balsas de agua que se forman en la calzada cuando llovizna. Tras realizar pruebas ‘in situ’ vertiendo agua con un camión cisterna para saber qué actuación era la más correcta para resolver este problema, los técnicos eligieron que se procedería al fresado de las zonas en las que el agua quedaba retenida. Trabajadores del Servicio de Conservación de Carreteras han acometido ya esta tarea y, una vez que se compruebe que el resultado es el esperado y la carretera esté «completamente arreglada» se retomarán las diálogos con el municipio pacense para el traspaso de esta vía, de titularidad regional, según detallaron fuentes de la consejería.

La Junta ya acometió obras de asfaltado en la Circunvalación el año pasado con la meta de traspasarla al consistorio pacense, mas los técnicos municipales confirmaron que continuaban los inconvenientes de evacuación de aguas. Eran dos las causas: por un lado, las deficiencias de un colector de una red secundaria junto a esta vía, que la compañía pública Acuaes ahora resolvió a instancias del ayuntamiento hace unos meses, y por otro, la carencia de pendiente de la propio vía. Sobre esta segunda incidencia trasladó un informe a la Junta de Extremadura a fin de que procediese a ofrecerle solución.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí