El consejo de gobierno de la Junta de Extremadura autorizó este miércoles la contratación de las obras de construcción de las nuevas instalaciones del centro de educación particular de Proa con un presupuesto de 6,9 millones y una cofinanciación del 80% con cargo a fondos europeos, según informó la Junta en una nota sobre los pactos del consejo.

El emprendimiento se presentó el pasado julio en un acto en el que, además del alcalde, Luis Salaya, y la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, también participaron la red social didáctica y el autor del emprendimiento. Por ahora se están cumpliendo los plazos que dio la titular de Educación. Ya está autorizada la contratación y en este momento se deberá sacar a licitación la construcción del instituto, algo que, según expresó Gutiérrez el pasado julio, se espera que esté resuelto en el primer semestre de 2021. Una vez que esté adjudicada la construcción hay un período de 22 meses para acometer los trabajos. Ya se cuenta con licencia de obra y, si no hay novedades, exactamente las mismas deberían estar finalizadas en 2023. Uno de los cambios que dejará el nuevo instituto es la ampliación de la oferta de plazas, se va a poder pasar de 90 a 120.

Según se recordó ayer de parte de la Junta, el nuevo centro dispondrá de dos edificios de una sola planta sobre rasante y contará con espacios para jardines, juego de petanca, un huerto y una pista deportiva. Se va a levantar en una parcela que está detrás del parque de bomberos, en la urbanización de Maltravieso.

EN FORMA DE A.C. / El nuevo edificio que se edificará va a tener forma de arco, creando «una enorme curva», según describió el creador del emprendimiento, Pablo Arrechea, en el momento en que se presentó en julio. El más grande espacio de la parcela que se ocupa se destinará a zonas recurrentes, a un huerto y a invernadero. El área destinada a usos educativos contará con una superficie construida de 4.153 metros cuadrados, mientras que el espacio residencial va a ser de 2.324.

En los últimos años fueron varios los intentos para la construcción del nuevo instituto de educación especial. En los 2 primeros, en los años 2008 y 2011, parecía que el nuevo centro se iba a alzar en una parcela próxima a su actual ubicación en Aldea Moret, en un lote educativo que está próximo al centro de interpretación de la mina de la Abundancia. Desde 2014 ya se comenzó a trabajar en su construcción tras el parque de bomberos. Fue precisa una modificación del plan de urbanismo para que todo el suelo sea educativo.






Fuente