El Consejo de Gobierno de la Junta ha decretado hoy el cierre perimetral de las localidades de Hervás, Alcuéscar y Arroyomolinos para el control de las infecciones por coronavirus. Además, las medidas de reducción de capacidad similar a la de la fase dos en otros ocho municipios: Holguera, Santa Amalia, Herrera del Duque, Arroyo de la Luz, Torremejía, Bienvenida, Ahillones y Santa Marta de los Barros. Asimismo, se amplían las restricciones que ya estaban vigentes en Llerena (otros 14 días), Montijo, Navalmoral de la Mata y Ribera del Fresno (7 días).

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha descartado por el momento el cierre perimetral de Mérida, pero ha anunciado que el próximo viernes se celebrará otro Consejo de Gobierno extraordinario en el que «medidas duras que afectarán a grandes poblaciones». El titular de Salud ha insistido en que el puente de Todos los Santos «preocupa» y ha vuelto a apelar a la «indispensable y responsable movilidad» de los ciudadanos. «Estamos en un momento muy complicado de la ola epidémica», reiteró.

En cuanto a la situación de las ciudades, señaló que Mérida sigue preocupada y aunque su incidencia acumulada (866 casos por 100.000 habitantes a los 14 días de ayer) está muy influida por infecciones localizadas en residencias, no hay duda de que existe «una transmisión importante». En cualquier caso, ha señalado que en este momento la capital regional no cumple con todos los criterios señalados por el Ministerio de Salud para el cierre perimetral, lo que limitaría la movilidad solo en parte por otra condición añadida: la gran cantidad de funcionarios. entrando y salen de la ciudad todos los días para trabajar.

Por ello, la consejera ha considerado más adecuado incrementar la presencia policial en las calles para un mayor control de las actividades que pudieran generar un riesgo. «De poco sirve el perímetro si dentro de nuestras acciones individuales no se cumplen las medidas que nos protegerán», explicó Vergeles, quien ha reconocido que el cierre perimetral sí da buenos resultados en municipios pequeños pero por experiencia en Europa es no es tan seguro que funcione en las ciudades. Pese a ello, ha adelantado que el próximo viernes se celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario en el que se tomarán «medidas duras» que afectarán a grandes poblaciones.

Nuevas restricciones

Las nuevas restricciones aprobadas hoy entrarán en vigor esta noche o mañana., ya que con la declaración del estado de alarma no es necesario esperar autorización judicial. En cuanto a las localidades en las que se decreta el cierre perimetral, la que presenta peores indicadores es Alcuéscar: una incidencia acumulada de 14 días de 2.545 casos por 100.000 habitantes y una tasa de positividad del 29% en PCR. Hervás registra una incidencia de 1.800 casos a los 14 días y una tasa de positividad del 21,6%. En Arroyomolinos de Montánchez la tasa de contagio es de 1.756 casos por 100.000 habitantes y los PCR muestran un 29% de positividad. En total, explicó Vergeles, la población afectada asciende a unas 6.000 personas.

En el caso de Llerena, Montijo, Navalmoral de la Mata y Ribera del Fresno, el consejero ha detallado que las medidas de limitación de capacidad ya vigentes están surtiendo efecto y la situación está mejorando, pero es necesaria una mayor estabilización de los casos y por ello se decreta una nueva prórroga, de 14 días en el caso de Llerena y de siete para Montijo, Navalmoral de la Mata y Ribera del Fresno. Asimismo, la capacidad es limitada, en un régimen similar al de la fase dos (tiendas y bares al 40%, terrazas al 50% y prohibición de consumir en el bar) en otros ocho municipios que cuentan con unos 20.000 habitantes: Holguera, Santa Amalia, Herrera del Duque, Arroyo de la Luz, Torremejía, Bienvenida, Ahillones y Santa Marta de los Barros. Por el contrario, en La Parra, las restricciones disminuyen a medida que entra su curva «en regresión».

Noticias relacionadas

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí