Ante todo, independencia de expresión. Es lo que debe suponer desde Estados Unidos Andrea Dobson, la madre de Devin Schmidt, el escolta del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Quienes la tienen en el radar les sorprendió que hace una semana expresase varias opiniones críticas a la dirección de juego desde el banquillo verdinegro.

Ocurrió entre el jueves y el viernes y con ocasión de la derrota frente al Palencia (76-65). El medio fue su cuenta de Twitter (@annie__dob), desde la que lanzó cuatro oraciones en las que no le hacía falta el respeto a nadie, pero que señalaba precisamente a las elecciones de Roberto Blanco y sus ayudantes.

«Ha sido muy duro de ver. En el comienzo de la segunda parte es donde perdimos el partido. Eso es algo de los entrenadores, guste o no. Debían haber hecho determinados cambios después. Los dos primeros minutos de ese lío», escribió Dobson, que comentó además la estadística del choque dando más detalles de su opinión. «Minutos jugados y puntos anotados te dicen lo que necesitas entender. No estoy segura de por qué razón Devin [su hijo] y Roeland [Schaftenaar] no fueron titulares. ¡Es un misterio!», exclama.

En esa línea, mantiene que «los anotadores debe jugar la mayoría los minutos. Todo el mundo debería saberlo a este nivel».

La cuarta y última opinión es más difícil de interpretar, pero también tiene su miga: «Cáceres pareció los Bad News Bears en el comienzo de la segunda parte». Hace referencia al garrafal conjunto que protagoniza la película ‘Los picarones’ (1976), con Walter Matthau y Tatum O’Neal como primordiales actores.

Tercer anotador de la liga

Dobson protege claramente que su hijo debió estar en pista más minutos de los 25:03 que acumuló, una estadística donde le superaron cuatro compañeros suyos (31 de Jorge Sanz, 29 de Sandi Marcius, 28 de Jeff Xavier y 25 de Schaftenaar). Más allá de ello, fue el máximo encestador con 18 puntos, la mayor parte de entre el tercer y el último cuarto cuando el Palencia se despegó en el marcador.

Schmidt, que cuando menos públicamente no se pronounció sobre los razonamientos de su madre, es tercero en la clasificación de los más destacados anotadores de la LEB Oro con 15,6 puntos, solo por detrás de Sergio de la Fuente (16,7) y el exverdinegro Arkeem Joseph (16,5).

El tema de los tweets no parece haber tenido influencia alguna en el Cáceres, donde se lo han tomado con filosofía mientras se prepara el partido del domingo ante el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid. El club eligió por no pedirle al jugador –cuyo accionar señalan como inmejorable hasta la actualidad– que pidiese a su madre que borrase sus oraciones.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí