La Medalla de Cáceres será este año genérica. No irá a un colectivo, grupo, institución o bien empresa específica. Se concederá a todos los trabajadores y voluntarios que han desarrollado su tarea en la primera línea prestando asistencia a la población a lo largo de la crisis del coronavirus. Este es el dictamen de la comisión informativa de Acción Comunitaria que en su sesión de mañana aprobará el pleno de la corporación local. Del acuerdo inicial, que llegó a exponerse a información pública sin que se presentasen alegaciones, se ha eliminado la referencia a colectivos o bien grupos concretos. Esta supresión se hizo para conseguir un consenso en la corporación municipal.

Esta medalla es la máxima distinción que se otorga en la localidad. En ediciones anteriores se ha concedido, entre otros, a El Periódico Extremadura, la Universidad Laboral, el instituto El Brocense o bien la Guarda Civil, última en conseguir esta distinción. La iniciativa inicial que salió del gobierno local citaba para la distribución de este año a seis colectivos precisos por haber destacado en su lucha para combatir el coronavirus.

En ese texto se mencionaba a los sanitarios, a los cuerpos y fuerzas de seguridad, a las compañías de limpieza de hospitales, viviendas y espacios urbanos, a los transportistas de mercancías de artículos de primera necesidad, al pequeño comercio y las tiendas de nutrición y a RedCor en representación de la sociedad civil que agrupa colectivos, asociaciones y organizaciones civiles y religiosas.

Sin alegaciones

Esa iniciativa inicial llegó a tener un dictamen conveniente de la comisión informativa de Acción Comunitaria y no recibió ninguna alegación durante su periodo de exposición pública. Pero no contó con el consenso de todos los conjuntos políticos municipales. Esto provocó el cambio del texto, que se decretó otra vez en una nueva sesión de la comisión con el documento que se transporta al pleno de este jueves.

La medalla se concederá a todos los trabajadores que han creado su tarea en primera línea ayudando a la población. De la comisión no salió quién va a recoger la distinción. El concejal de Patrimonio, José Ramón Bello, citó en esa sesión que su entrega será en torno al 26 de noviembre y que se hará a través de un individuo anónima y que responda al consenso de los miembros de la corporación.
En esa comisión, que se festejó el pasado 28 de octubre, se propuso por parte del concejal no adscrito, Francisco Alcántara, del partido Cáceres Viva, que la recogiese una enfermera que haya estado en primera línea y que lo lleve a cabo en representación de todos. La portavoz de Ciudadanos, Raquel Apreciados, planteó que fuera recogida por un niño o una persona más grande, «por alguien neutral».

Unanimidad

Los grupos municipal del PP y de Cs se habían descolgado del texto inicial que ha propuesto el gobierno (PSOE). El representante del PP, Rafael Mateos, recordó en la última comisión que su partido abogaba por una iniciativa que «no fuera excluyente, sino más bien inclusiva», motivo por el que se defendía que la distinción se concediese «al pueblo de Cáceres». Apreciados recordó en esa sesión que la iniciativa de su conjunto era la de ofrecer una medalla que fuera «inclusiva, genérica y global». Ambos partidos se sumaron al nuevo documento salido de la reunión del pasado 28 de octubre.

Si el gobierno local hubiese mantenido su iniciativa inicial con la cita expresa a seis colectivos se podía haber encontrado con que en el pleno dependería de los votos de los concejales no adscritos Francisco Alcántara y Mar Díaz. Para no sacar un convenio tan justo de votos y sin consenso, Bello propuso en la última comisión de Acción Comunitaria que se dejara la concesión «en una única medalla en genérico, descartando la parte que alude a la distribución de copias a colectivos concretos».

De este modo se llega al acuerdo que se lleva al pleno. Será la primera medalla que se concederá con el voto a favor de todos los grupos políticos, inclusive con el de Unidas Tenemos la posibilidad de, que en ediciones anteriores se había abstenido. En esta «por las situaciones que se viven no es el instante de volver a retomar ese enfrentamiento -el desacuerdo de Tenemos la posibilidad de con algunos puntos del reglamento que actúa la concesión de esta distinción-», detalló su portavoz, Consuelo López.

En el debate de la comisión sí hubo un concejal que mostró de forma clara su desacuerdo. Fue el concejal no adscrito Teófilo Amores, que calificó de «lamentable» que los conjuntos políticos municipales «hayan sido inútiles de ponerse de acuerdo en singularizar a una serie de colectivos que verdaderamente se han mojado» en el combate de la pandemia. Lamentó que la empresa haya sido incapaz «de llegar a un acuerdo en el momento en que otras instituciones -la Junta- sí han podido hacerlo». Sin embargo, Amores votará con el resto de la empresa, que por primera vez dará la medalla por unanimidad.

Por otra parte, en ese pleno se muestra una petición de Cs para regular con una normativa el procedimiento de solicitud de espacios en la vía pública para la instalación de puntos de recarga para automóviles eléctricos, tal como señalizar estas plazas y que exista una vigilancia de la policía para el cumplimiento del empleo establecido. En la moción, comunica Europa Press, se expone una batería de medidas para promover la utilización del vehículo eléctrico, debido a que en este momento «existen barreras que hacen precisa la elaboración de una estrategia municipal».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí