El Jardín de Infantes y la Escuela Primaria El Llano de Monesterio se preparan estos días para acoger a casi 400 alumnos y alrededor de 50 líderes educativos (34 docentes) que darán inicio a este nuevo curso, caracterizado por los protocolos seguidos por todo el municipio necesitan ser educados sobre la prevención de infecciones por coronavirus. Además de esta obligada novedad, se está completando el extenso trabajo que ha llevado a cabo la Junta de Extremadura en los últimos meses con una inversión que ronda los 1.200.000 euros.

El director del Centro, Antonio Calderón, afirmó que esta intervención supone «la dignidad de los espacios para que los alumnos, profesores y resto del personal del centro contribuyan a una docencia de calidad». La obra afectó a todos los edificios del centro, sus patios y áreas de recreación y también incluyó la construcción de una nueva escuela secundaria en las instalaciones de la escuela. Teniendo esto en cuenta, el alcalde de la ciudad, Antonio Garrote, ha apuntado que esta amplia reforma “además de mejorar la calidad de la educación, ofrece suficiente espacio para la distancia entre escolares, controles de entrada y salida y todo lo que tenga que ver con la vigilancia contra covid -19 «.

protocolo

Con el fin de brindar la mayor seguridad posible a estudiantes, docentes y docentes, el centro desarrolló un protocolo integral y cuidadoso contra el covid-19 que fue enviado a la comunidad educativa. Es, explican, desde el centro de un «reglamento operativo» frente a la pandemia para que se «anime a la dirección a leerlo con atención y tranquilidad». Del mismo modo, se requiere «colaboración» para cumplir con estos estándares. Una de las pautas clave es el acceso al centro para que los familiares de los estudiantes solo puedan ingresar cuando sea necesario. Además, se activó un mayor número de puertas de acceso para evitar aglomeraciones, asignándose siempre a cada grupo la misma puerta. El trabajo diario de control y limpieza también se intensifica con la contratación de personal de limpieza y un segundo conserje.

caja

Por otro lado, el ayuntamiento informó a la guardería municipal del inminente inicio de una segunda fase de esta obra, que afectará al vallado de los edificios El Llano1, El Llano 3 y la sala de fitness con un presupuesto de casi 300.000 euros. Se trata de reemplazar viejos muros de mampostería por un cerramiento más seguro. Además, se están tomando medidas en los pasos entre los patios, así como la instalación de vallas de seguridad entre los campos deportivos. El proyecto también prevé la cesión a la Junta de Extremadura de un bien común colindante con la guardería municipal para crear un único equipamiento educativo en la zona.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí