Fue en 2003 cuando una compañía del Cimov de Cáceres, formada por 80 soldados, un teniente y cinco sargentos, tomó un autobús a Galicia al mando de un capitán, donde trabajaron juntos durante dos semanas limpiando el Chapapote. Los soldados extremeños se han distinguido por su solidaridad y la labor humanitaria en la que han sido protagonistas en la historia reciente.

En ese momento, con la crisis del coronavirus, lo han vuelto a demostrar y el público lo agradece. María Luisa Encinas Gutiérrez es de Cáceres y recuerda cómo fue el ejército en todos los desastres naturales. “En todos los momentos difíciles de un país, siempre están en primera línea para mí y he trabajado para ellos. Diez. Son otros héroes, como los trabajadores de la salud ”, dice.

José Miguel Churro de Villamiel, un pueblo de la Sierra de Gata, es de la misma opinión. “Está haciendo un gran trabajo y estamos muy orgullosos de usted. Además, no solo en el Covid, sino en tantas cosas que han pasado en España y que siempre han ayudado. «Espero que mi hijo venga algún día y pertenezca a ese gran cuerpo», admite.

Rafael Isabel Sierra es hijo de un militar. No duda en asegurar que “son héroes de esta pandemia que estamos sufriendo. Estás en primera línea y ellos están ahí para eliminarlos. Si hay otra crisis, ellos serán los primeros ”, dice el joven.

Y es que mientras estuvo detenida, la XI Brigada de Extremadura realizó patrullas por toda la comunidad autónoma durante más de cuarenta días, y fue una misión impecable por parte del ejército.

Ahora, antes de que nada se haga evidente, el Gobierno ha dotado a las comunidades autónomas de 2.000 efectivos del ejército para realizar tareas de rastreo para combatir la imparable curva del Covid-19. El director general Pedro Sánchez ha invitado a las regiones donde tiene que retirar los militares.

«Es una tarea fundamental, como la de los trabajadores de la salud, junto a los bomberos, voluntarios …» dice Antonio Blanco, ciudadano de Cáceres. «Es un trabajo importante, especialmente en hogares de ancianos y en campamentos que se están construyendo junto a hospitales saturados».

Desinfección escolar

Piense de la misma manera, David Ramos Sánchez, quien destacó las labores de desinfección en las escuelas que coinciden con el inicio del curso escolar.

Lourdes Laborda asegura que desde el primer momento hicieron un trabajo loable tanto en el sector de la salud y la educación, como en el día a día de los ciudadanos. «Ojalá muchos otros hubieran hecho una mínima parte de lo que están haciendo por todos nosotros», admite.

En abril, nada menos que 750 soldados estaban preparados para viajar por España para recoger muestras de miles de hogares para el macro estudio del Ministerio de Sanidad sobre la propagación del coronavirus. La operación planificada por el Comando de Operaciones se denomina Zendal y rinde homenaje a la enfermera Dra. Balmis acompañó en la expedición que llevó la vacuna contra la viruela a todas las colonias del Imperio español a principios del siglo XIX. Sin duda, no solo el personal médico, sino también los militares son héroes.

Noticias similares

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí