Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Mérida continuaron en la madrugada del día 10 de diciembre a desocupar a ocho personas de una fiesta ilegal. Un varón de 55 años que estaba en el local resultó detenido por su presunta autoría de un delito de atentado a agente de la autoridad y en el momento de su detención se le intervino un machete de caza.

Los hechos tuvieron lugar sobre la una de la madrugada, en el momento en que un indicativo de policía nacional que realizaba labores de prevención de la delincuencia en la región de la calle Trajano, escuchó música a un volumen muy elevado, motivo por el que se desplazó al lugar de hostelería de donde provenía exactamente la misma.

Según informa la policía en nota de prensa, los agentes se entrevistaron con el responsable del local que les indicó que estaban de fiesta y que de ahí que tenían puesta la música tan alta, pudiendo ver los agentes ‘in situ’ de qué manera dentro de dicho lugar había gente consumiendo bebida en la barra y sin almacenar ninguna distancia de seguridad. 

Por todo ello se le comunicó que iba a ser propuesto para sanción por incumplir la normativa vigente, instando a todos y cada uno de los presentes a salir del local para ser igualmente sancionados vía administra, pero al final los agentes tuvieron que ingresar en el local frente a la negativa de los presentes de dejar exactamente el mismo.

Una vez en la vía pública y mientras que todas la gente eran filiadas, uno de ellos procuró huir corriendo del sitio para evadir ser sancionado, siendo alcanzado en el instante, tratando agredir a los policías que habían corrido tras , por lo que continuaron en ese mismo momento a su detención por delito de atentado a agente de la autoridad. Al final se levantaron ocho actas de sanción por incumplir lo predeterminado en el Estado de Alarma, tal como otra acta por el horario de cierre del lugar.

 






Fuente