La Policía Nacional y la local de Mérida han intervenido este fin de semana en una fiesta sin autorización que se se encontraba festejando en la calle Vicente Aleixandre (Región Sur). Se ha reconocido a veinta personas y a todas y cada una se les ha propuesto para sanción, según informó este lunes el Ayuntamiento de Mérida. Se trata de la segunda celebración que se aborta en la ciudad más importante extremeña en menos de una semana, una vez que el pasado 10 de diciembre la Policía Nacional desalojara a otras ocho personas de un local de hostelería de la calle Trajano. En un caso así resultó además de esto detenido un varón de 55 años por atentado a agente de la autoridad, y se le intervino un machete de caza.

A lo largo del fin de semana, la Policía Local de Mérida ha interpuesto además 10 denuncias de tráfico, 2 más por delitos contra la seguridad vial y debió intervenir en cinco accidentes de tráfico. Se han realizado 10 controles de alcoholemia en los que se ha supervisado a 90 automóviles, con tres positivos.  También se interpusieron una denuncia por desobediencia, una por portar armas e intento de hurto en vehículo y otra por infracción en la convivencia.

El consistorio de la capitla recuerda que la Policía Local sostiene sus operativos en relación al cumplimiento de todas y cada una de las cuestiones de inseguridad establecidas por las autoridades sanitarias en nuestra comunidad autónoma para frenar la propagación del coronavirus, así como controles con relación a la movilidad para atender al toque de queda proclamado por el Gobierno central. 






Fuente