Multas de 1.500 euros. Es la sanción a la que se combaten cada una de las familias de 23 inferiores que ayer por la tarde fueron denunciados por agentes de la Policía Local en Badajoz en el momento en que estaban reunidos en la calle en grupos numerosos, sin respetar por consiguiente el límite máximo de seis personas que establecen las medidas sanitarias de prevención de contagios. 11 de estos inferiores no llevaban además mascarilla, por lo cual sumarán otra multa gracias a este incumplimiento. Los menores denunciados tienen edades comprendidas entre 15 y 17 años.

La Policía Local había recibido los dos últimos viernes quejas de la existencia de conjuntos de inferiores que se concentran en los ámbitos de Puerta Pilar, en las traseras del Museo Extremeño y también Iberoamericano de Arte Contemporáneo (Meiac), Conquistadores, Alféreces y otras plazas. Ayer se organizó un dispositivo específico con efectivos de paisano y uniformados para intentar localizar a estas pandillas. Entre las 20.00 y las 21.30 horas encontraron a los conjuntos en las plazas de Santa Marta y en la de los Alféreces. Como resultado de esta actuación, consiguieron identificar a 23 inferiores del más de medio centenar que estaban reunidos. El resto de los jóvenes salió corriendo y logró zafarse.

Excusas

Los que fueron determinados fueron propuestos para sanción, que por reunirse más de 6 personas es de 1.500 euros para cada uno. 11 también han sido denunciados por no llevar mascarilla, un incumplimiento que acarrea una sanción de otros 100 euros. Se avisó a los progenitores y se elaboró un acta de distribución para que se hiciesen responsables de sus hijos. Según fuentes de la Policía Local, la actitud general con la que respondieron los familiares fue soliciar excusas y comprometerse a que no volverá a suceder.

Ahora el previo viernes los agentes intentaron localizarlos. Son exactamente los mismos conjuntos que se mueven por diferentes plazas. No celebran botellones. Se reúnen en pandillas a pasar la tarde. Pero al advertir la existencia de la patrulla que iba a atender el aviso, salieron todos corriendo. Este viernes se organizó el gadget con efectivos de paisano (Silyce) que localizaron a los inferiores y después intervinieron los uniformados. Al menos otra treintena salieron corriendo.

Mas el operativo de ayer no se quedó ahí. Un tanto después, tras la dispersión y también identificación, 4 de los menores que antes habían estado con estos conjuntos fueron localizados circulando en bicicleta en sentido opuesto y «realizando caballitos», un comportamiento que provoca quejas entre las familias que se reúnen en la plaza de Conquistadores. La intención de la Policía Local es repetir este operativo en fines de semana consecutivos.

58 positivos

La noche de ayer fue la primera tras el anuncio llevado a cabo por la Consejería de Sanidad, la Delegación del Gobierno y la Policía Local de Badajoz de incrementar los controles por el incremento de los contagios en la ciudad, que alcanzó su punto más prominente el miércoles, con 101 positivos. El dato de hoy (se cierra el día previo) ha sido de 58.

La pasada madrugada, la Policía Local denunció a 13 ciudadanos por no respetar el toque de queda, que comienza a las doce de la noche. Cinco de se dirigían a comprar sustancias estupefacientes, y también han sido denunciados por esta razón. Aparte se detectaron conjuntos de jóvenes, que no son menores, reunidos en Santa María de la Cabeza, que salieron corriendo en el momento en que llegaron los agentes, y en la plaza de Portugal, donde fueron denunciados 4.

Según fuentes policiales, las noches de los viernes y todos los sábados son «las más complejas» en el cumplimiento del toque de queda, porque son los días que los jóvenes salen en pandilla.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí