Los contagios prosiguen a la baja, mas repuntan las muertes y vuelve a crecer la presión hospitalaria. Extremadura notificó este domingo 231 nuevos casos de coronavirus, la cifra más baja de positivos desde el 29 de octubre con tres jornadas ya sucesivas de descenso. Sin embargo, en las últimas 24 horas se han producido seis fallecimientos que elevan a 855 el total de víctimas desde el inicio de la pandemia, entre el de un hombre de 49 años de Magacela. Aparte, la presión hospitalaria regresa a subir con 332 pacientes ingresados, 11 más. En las UCI son 57 las camas ocupadas, una cifra que cae respecto a la jornada anterior (-3) mas que aún se ubica en los niveles máximos de la pandemia. En verdad, en las última dos semanas la presión sobre las entidades de críticos ha incrementado un 72%, al pasar de 33 a 57 camas ocupadas.

Según especificó Sanidad en su parte diario, aparte del varón de 49 años de Magacela, en las últimas horas también han fallecido una mujer de 95 años de Zafra, un varón de 61 años de Torre de Don Miguel (área de Coria), un varón de 71 años de Hervás (área de Plasencia) y otro hombre de 75 años de Cáceres. Con 332 pacientes ingresados, los datos también reflejan un nuevo aumento de la presión hospitalaria que se ha dejado ver más que nada en el área de Badajoz, donde en las últimas 24 horas se han producido 13 nuevos ingresos en planta.

También sube la ocupación en Mérida con 4 camas más y en Cáceres con dos, mas baja en Plasencia y Don Benito. Este nuevo repunte rompe cinco días consecutivos de descenso una vez que la región alcanzara su pico de capital en esta segunda ola el pasado lunes 9 de noviembre con 413 camas ocupadas. Por lo relacionado a las UCI, hay que destacar que los datos apuntan una tímida mejora con 57 camas ocupadas, tres menos que en la día previa. Sin embargo, la presión aún prosigue en los escenarios máximos de la pandemia, fundamentalmente en los hospitales de Badajoz (21 capital), Mérida (13) y Plasencia (nueve), donde ya se ha debido arrancar una segunda UCI con las camas adicionales de los planes de contingencia del SES. Hasta la fecha, el pico de ingresos en críticos son las 60 camas ocupadas el sábado, una cifra que se aproxima a las 68 que supuso el registro máximo de la primera ola de la pandemia.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí