El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, se ha referido a la situación del covid diciendo que «no aguardamos un óptimo día ni el día de hoy ni en las próximas jornadas. Se han adoptado medidas hace muy poquito. El consejero de Sanidad se comprometió a reevaluar en siete días y sí es considerable que aguantemos hasta ese plazo para poder ver cómo están andando las medidas», que pasan esencialmente por el cierre de la hostelería por la tarde y la limitación de aforos en los centros comerciales.

«Debemos tener muy claro que las medidas que se aprueban hoy no surten efecto mañana, debemos tener unos mínimos para evaluar, mas la situación en la ciudad no es buena y la necesidad de moderación de los vecinos es fundamental en estas fiestas».

Frente a la opinión del Colegio de Médicos de que las medidas no son suficientemente duras, el alcalde ha comentado que la respeta: «Si dentro de unos días se interpreta que no alcanzan, va a haber que aplicar unas más restrictivas».

Salaya indicó que las fuerzas de seguridad realizaron intervenciones en Nochebuena y en días siguientes. «La policía tuvo un prominente número de sanciones que se están procesando, no solo a locales sino más bien asimismo a vecinos».

Sin embargo, el mandatario municipal apuntó que «la tónica general es buen accionar. No hemos visto las escenas de algún año, vimos a muy poca gente en la calle, prácticamente había espacio en todas y cada una de las terrazas y ha habido una responsabilidad colosal de una mayoría de hosteleros en un cumplimiento riguroso de las reglas y una responsabilidad más allá del deber de parte de los bares que han decidido cerrar el día de Nochebuena ante el temor a no poder realizar las normas o bien a que se les desbordase la clientela. Les agradezco mucho lo que han hecho, que era mucho más de lo que se les pedía en un accionar de enorme manera responsable»:

En Nochevieja va a haber un gadget semejante, aunque confió en que habrá «menos afluencia. No tienen tanto tirón las cañitas en Nochevieja y el que no se haya enterado de que no se puede salir de copas en Nochevieja ya no se marcha a enterar, será cosa de la policía. Y en Nochevieja nuestro más grande aliado será el toque de queda porque después de las uvas tendrá que irse todo el planeta a casa».







Fuente