Que se retire la licencia y se inhabilite para ejercer la actividad a todos y cada uno de los sucesos de negocios de hostelería que cometan un delito contra la salud pública no acatando las normas sanitarias y las limitaciones impuestas gracias a la pandemia. Es lo que reclama la Asociación de Hombres de negocios de Hostelería de Badajoz, cuyo presidente, José María Pérez, remitió ayer al alcalde, Francisco Javier Fragoso, un escrito con esta solicitud y la petición de que, de forma oficial, se dé a conocer el nombre de los establecimientos y el de su responsable cuando se produzcan incumplimientos graves «por el daño que se causa tanto a la ciudadanía como al propio sector».

La demanda del colectivo llega un día una vez que el propio alcalde informara en una rueda de prensa de que entre los bares del río había sido denunciado ante Salud Pública al sobrepasar el aforo de su terraza un 30% y se comprobara que había usuarios fumando dentro y fuera del establecimiento, camareros sin mascarilla y que la barra estaba abierta. El presidente de los hosteleros lamentó que se generen situaciones como esta, que dañan a todos y cada uno de los negocios, pese a que la inmensa mayoría está probando su deber.

«Necesitamos que haya sanciones ejemplares con este tipo de comportamientos y otros similares, como las fiestas en los pisos o bien las celebraciones de particulares, porque se está jugando con la salud de mucha gente y con la economía de otros muchos, porque al final nosotros vamos a ser los que deberemos cerrar nuestros negocios», advirtió Pérez.

El malestar por lo ocurrido es tal que la asociación propuso al alcalde elaborar una declaración conjunta a fin de que la ciudadanía sea consciente «del rechazo de adelante» de la asociación a actuaciones como la ocurrida en el bar del río denunciado, que conllevan «un riesgo popular y una afrenta al compromiso de los empresarios de hostelería en la pelea contra la pandemia».

En este sentido, el presidente de los hosteleros apuntó que el área ya se está viendo muy perjudicado en cuanto a las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias como para que se actué de forma irresponsable poniendo todavía más en jaque al área al suscitar alarma y dudas sobre las garantías de los clientes al asistir a bares y sitios de comidas. De hecho, según dijo, en determinados negocios se están generando cancelaciones de reservas por la indecisión que está generando la evolución de la crisis sanitaria. «Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad y no volver a ser los chivos expiatorios», señaló José María Pérez.

El presidente de los hosteleros no ocultó el temor del sector a que las restricciones se amplíen a partir de la semana próxima y también que se determine el cierre, como ya está ocurriendo en otras zonas de España en los últimos días. «Requerimos una reglas sanitarias recurrentes, no solo en España, sino en toda Europa», defendió.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí