Aunque el Ayuntamiento de Badajoz no prevé aglomeraciones incontrolables en el Puente de todos los santos en ninguno de los dos cementerios municipios debido a la amplitud de ambos espacios, se ha decidido llevar medidas restrictivas y de vigilancia, según ha explicado a este diario la concejala de la zona, Paloma Morcillo. En concreto, las visitas se limitarán a un máximo de 60 minutos y no podrán transportarse mesas o sillas, para evitar que la estancia se prolongue, salvo excepciones, como puede ocurrir con personas mayores. Los dos cementerios están abiertos de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. y los fines de semana, de 9:00 a 18:00 h.

Es cierto que muchos ciudadanos han ido adelantando sus visitas y se han acercado a los dos cementerios en las últimas dos semanas, ya sea para limpiar y arreglar las tumbas de sus familiares o para evitar tener que acercarse al fin de semana, cuando se espera más presencia de visitantes. “Se pide a la gente paciencia y prudencia para manejar esta situación de la mejor manera posible entre todos”, dice la concejala, quien señala que este año lo que se ha hecho es una mayor desinfección de todas las áreas comunes, grifos, escaleras y los baños. que se han abierto estos días con un extraordinario servicio de limpieza.

Anticipándose a una mayor afluencia, el Departamento de Cementerios ya ha decidido que el 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre habrá seguridad privada para controlar la capacidad en ambos cementerios, que aun siendo del 50%, permite la presencia de 2.900 y 2.008 personas. en el de San Juan y el de La Soledad, respectivamente. «Si el flujo de público es el habitual, el máximo no se alcanzaría en el mismo lugar y a la misma hora», argumenta Morcillo. Se insiste a los visitantes en el uso obligatorio de máscaras, limpieza de manos y que las unidades familiares no superen las seis personas. El jefe municipal de cementerios confía en que la gente respete estas normas, como viene haciendo en los días anteriores.

Las misas han sido suspendidas en ambos cementerios anunciadas para el lunes, Día de Muertos, a petición del Arzobispado de Mérida de Badajoz, por recomendación de la Dirección General de Salud, como ya anunció el ayuntamiento. La Eucaristía se celebrará en la parroquia del Espíritu Santo, donde la capacidad es más fácil de controlar.

En cuanto a la disponibilidad de nichos, en el cementerio Nuevo hay 199 espacios vacíos y la previsión del Ayuntamiento es comenzar «en breve» a construir un nuevo bloque con otros 200 y un área de columbarios. También hay una zona de tumbas en el suelo aún por liberar, que no se han puesto a la venta porque no se han especificado los requisitos.

Los datos sobre muertes en la ciudad no han aumentado significativamente en lo que va de año en comparación con el año pasado. De enero a octubre de 2019 hubo 369 cremaciones y este año se han realizado 375, mientras que los entierros fueron 771 el año pasado y en 2020 se han sumado 777.
En cuanto a los asentamientos, quedan libres 26 nichos en Gévora, 13 en Villafranco, 39 en Balboa, 50 en Valdebótoa, 50 en Sagrajas y 6 en Novelda. El ayuntamiento ya tiene previsto construir nuevos en Novelda y Villafranco, pero Paloma Morcillo señala que de momento no son necesarios a corto plazo.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí